La dieta de la fruta es de las llamadas dietas rápidas porque consigue hacer perder peso en poco tiempo. Pero estas dietas pueden tener efectos no deseados como, en el mejor de los casos, un efecto rebote que produce que se recupere en muy poco tiempo lo que se ha adelgazado e incluso que se supere el peso anterior. En el peor de los casos, puede haber consecuencias graves para la salud. Por eso, es importante seguir unas pautas que garanticen su éxito con la dieta de la fruta.

Características de la dieta de la fruta

Esta dieta rápida es del tipo monoalimenticia, ya que se basa en una alimentación centrada en un solo alimento, en este caso la fruta. Esta dieta es especialmente interesante durante el verano por ser muy refrescante. La fruta puede combinarse de forma que la alimentación sea menos monótona y más fácil de seguir. Además, de esta forma aportamos más variedad de nutrientes a nuestra alimentación.

Sin embargo, siempre habrá elementos importantes que no aporte la dieta de la fruta, como son las proteínas. Hay que combinar su ingesta con la de alimentos proteicos y poco calóricos para evitar las carencias nutricionales. Se puede comer alrededor de uno y dos kilos y medio de fruta a diario.

Es una dieta rica en fibra y diurética, por lo que, además de para perder peso, también sirve para depurar el organismo. Sin embargo, la dieta de la fruta no se debe mantener más de cinco días si no queremos dañar nuestra salud al igual que ninguna dieta rápida.

Menú a base de fruta

Ejemplo de cómo debe ser el menú de la dieta de la fruta:

  • Desayuno: zumo de naranja natural, té o café con edulcorante o sin azúcar y una manzana.
  • Media mañana: un plátano.
  • Almuerzo: pechuga de pollo (proteínas) sin piel a la plancha, aliñada con jugo de limón. Tres rodajas de mozzarella desnatada (proteínas). Un pomelo (toronja) grande y un kiwi.
  • Merienda: Una manzana.
  • Cena: Leche desnatada (proteínas) y sin azúcar o con edulcorante y ensalada de frutas.

Pautas y consejos

La primera recomendación es ponerse en manos de su médico para que le asesore antes de hacer cualquier dieta, especialmente si es rápida, y también después, para ver que todo está correcto.

La dieta de la fruta, bien realizada y siguiendo las recomendaciones indicadas, le permitirá perder peso de una forma rápida y considerable. Además, no sólo es una dieta para quemar grasas sino que ayudará a que su organismo se purifique, especialmente después de algunos excesos como, por ejemplo, tras las fiestas navideñas.

No siga esta dieta si tiene una vida física muy activa, no intente batir récords para perder peso; recuerde que no existen dietas milagro.

Lo que no debe hacer

Existen errores respecto a la dieta de la fruta como:

  • Hacer ejercicio para facilitar la pérdida de peso, lo cual por lo general es bueno y necesario. Pero es poco recomendable en la dieta de la fruta, ya que ésta es muy hipocalórica y el organismo demanda más combustible para los músculos que el aportado por las frutas. Esto puede ser perjudicial, incluso podría producir desvanecimientos.
  • Hacer la dieta de la fruta sólo con fruta. Desde luego que la fruta una bendición de propiedades nutricionales pero no suple ni de lejos las necesidades del organismo. Hay que combinarla con otros alimentos, aunque en pequeñas dosis.
  • Otro error peligroso es excederse en el tiempo. Esta dieta rápida sólo se puede seguir por cinco días, de lo contrario se producirían carencias nutricionales.
  • La dieta de la fruta, así como cualquier dieta rápida, no está indicada para personas con problemas de salud, por lo que se debe consultar al médico antes y después de iniciarla, así como interrumpirla si no se encuentra bien durante la misma.
La dieta de la fruta le dará muy buenos resultados y depurará su organismo si sigue estas recomendaciones.