La dieta hipercalórica no es sólo una dieta alta en calorías. Es aquella que permite lograr un aumento de peso, mejorando la calidad y cantidad de lo que se come.

Saber la causa de la delgadez ayuda a buscar una solución

Las personas que deben aumentar de peso,deben conocer primero cual es la causa de su delgadez. ësta puede ser una

  • Delgadez constitucional: el bajo peso puede ser constitucional y una dieta rica en calorías sólo aumentará el tamaño de unos pocos tejidos sin lograr una ganacia de peso saludable.
  • Existen enfermedades que llevan a la delgadez. En estos casos si será necesario combatir el bajo peso con una dieta hipercalórica. Es el caso de hipertiroidismo, trastornos en la absorción intestinal de los nutrientes, enfermedades debilitantes como el cáncer o el sida, excesiva o exagerada actividad física, estrés
  • También existen causas socioeconómicas que no permiten a determinada población acceder a una alimentación adecuada.

Una dieta hipercalórica debe ser programada para cada caso

En este tipo de dieta es importante tener en cuenta que la persona debe sentir apetito. Por eso se deben elegir alimentos que no provequen sensación de saciedad. Una dieta que logre aumentar el peso de un individuo debe tener un aporte calórico entre un 20 y un 50 % superior al valor calórico normal. Si unaalimentación equilibrada aporta unas 2.000 calorías diarias, una dieta hipercalórica debe cubrir cerca de 3.000 calorías aproximadamente. Las calorías se calculan individualmente teniendo en cuenta las necesidades y actividades de cada persona además de su edad, sexo y si hubiese una enfermedad de base.

Características de una dieta hipercalórica

El aumento de calorías debe ser a expensas de la cantidad y calidad de los alimentos que se ingieren en cada comida. Se aumentan a expensas de los hidratos de carbono, y en menor grado de las grasas y proteinas. Las grasas dan sensación de saciedad por lo que no deben usarse en todas las comidas. Las proteinas en exceso pueden producir sobrecarga al riñón y al hígado.

Algunos tips a tener en cuenta en una dieta hipercalórica

  • No saltearse ninguna comida
  • Ingerir alimentos variados. Ricos en vitaminas y antioxidantes para no salirse de una alimentación sana.
  • Comer caldos y ensaladas al final de la comida y no al principio
  • Preferir alimentos de digestión rápida. Es por eso que se prefieren a los hidratos de carbono, porque aportan calorías de manera rápida y natural. Incluir azúcares y sus sustitutos naturales como la malta, miel o sirope.
  • Los huevos pueden consumirse sin inconvenientes.
  • Consumir lácteos enteros, no los que son descremados.
  • Consumir carnes, preferentemente blancas que son de más fácil digestión y no producen tanta saciedad.
  • Vegetales y frutas en abundancia. Preferiblemente utilizarlas en preparaciones elaboradas para incluir harinas, huevos y más ingredientes. Por eso preferir las tortillas que a su vez permiten reciclar las verduras ya cocinadas, tartas saladas o dulces, budines, postres, batidos y licuados con frutas y leche entera.
  • Las pastas, los cereales, el arroz y las papas (patatas) deben ser utilizados en las dos comidas principales del día.
  • Azúcares y dulces pueden usarse sin exagerar. Preferir la miel, las mermeladas, las galletas de harinas ya sea de cereales como las de algarroba que son altamente energéticas.
  • Las legumbres si bien aportan calorías son difíciles de digerir. Es conveniente utilizarlas en forma moderada.
  • Elegir bebidas sin gas. Las que son gasificadas quitan el apetito.
  • Los frutos secos y las frutas desecadas aportan nutrientes y buena cantidad de calorías.
  • Consumir diariamente pan.
  • Sentarse a la mesa con tiempo, disfrutar de la comida en un ambiente calmo, sin estridencias ni discusiones para que la digestión sea natural y se incorporen los nutrientes satisfactoriamente al organismo.
Para lograr un aumento de peso corporal de manera eficiente y saludable se debe ser paciente. Se llega a estar en forma de manera lenta, incorporando nuevas costumbres y conductas a la hora de comer. No estar pendiente de la balanza sino que hay que mantener un equilibrio, comer sin perjudicar al organismo y ayudarlo a recuperar los kilos que por alguna causa se perdieron.