La gastritis es una inflamación de la mucosa del estómago, en general causada por la bacteria Helicobacter Pylori. Sin embargo hay otras causas de la gastritis: una enfermedad viral, alguna forma de anemia (cuando el estómago no puede absorber y digerir a la vitamina B12) o por reflujo biliar hacia el estómago.

También están las causas por irritación de la mucosa, provenientes del exceso de secreción del ácido gástrico por estrés, exceso de alcohol, utilización de medicamentos como los analgésicos o los antiinflamatorios o también por la ingestión de sustancias cáusticas o corrosivas.

La gastritis puede presentarse como crónica, con síntomas permanentes, o aguda, cuando los síntomas ocurren en un momento determinado.

Síntomas de la gastritis

En definitva, los síntomas más comunes que se padecen - según el tipo de gastritis - son: Ardor de estómago, pesadez abdominal, indigestión, aerofagia, náuseas, hipo, deposiciones oscuras, vómitos (que pueden llegar a ser con sangre de color oscuro), pérdida del apetito, diarrea, cólicos y sensación de distensión de la zona abdominal, entre otras.

Tratamiento y Prevención de la gastritis

Existen medicamentos para tratar la gastritis - sobre todo para los casos graves -, tema que excede los alcances de este artículo. En cambio lo proponemos como información general, es una dieta preventiva, que se puede adoptar cuando se presienten los síntomas descriptos.

Antes de detallar un ejemplo de plan dietario semanal, es importante dar unos consejos generales:

  • Persistir con una alimentación adecuada;
  • evitar comidas pesadas y condimentadas;
  • evitar comidas con grasas animales difíciles de digerir;
  • promover alimentos de consistencia blanda, de modo tal que se vaya recreando la capa de mucosa que protegía al estómago y que la inflamación hizo que disminuyera o que directamente desapareciera;
  • Cocinar sencillo: horno, plancha, grill o hervido;
  • evitar el café, el acohol y el tabaco;
  • evitar la comilonas en la cena;
  • Adecuar a una frecuencia de hasta 6 comidas diarias que sean poco abundantes;
  • Masticar el alimento lentamente.
Una vez iniciada la dieta, en general, la mejoría aparece de manera rápida.

Plan de alimentación semanal para la gastritis

A modo de ejemplo, se propone una dieta semanal para prevenir la gastritis, destacando que se deben considerar indistintamente como términos equivalentes: "desnatada" y "descremada", "zumo" y "jugo", "bocadillo" y "sandwich", "piña" y "ananá", "meolcotón" y "durazno", "judía" y "poroto" y "patata" y "papa":

DIA 1

Desayuno: 1 yogur natural (puede ser semidescremado) + Cereales de desayuno

Media Mañana: 1 jugo de frutas

Almuerzo: Pollo al horno con ensalada + Puré de lentejas + 1 pera asada

Merienda: 1 sandwich pequeño de jamón cocido + infusión de café descafeinado

Cena: Espinacas a la plancha + Revuelto de champiñones sin condimentar y con baja porción de ajo y perejil + 1 yogur (puede ser semidescremado) natural o de frutas

DIA 2:

Desayuno: 1 vaso de leche semidesnatada + Galletas de desayuno

Media Mañana: 1 manzana en compota

Comida: Guisantes con jamón + Canelones de espinaca a la crema + 1 durazno en almíbar

Merienda: Yogur natural (puede ser desnatado) con cereales + infusión descafeinada

Cena: Crema de champiñones + Revuelto de langostinos o gambas sin condimentar + 1 pera asada

DIA 3:

Desayuno: 1 infusión descafeiinada (café) + Tostadas de pan con queso semi descremado

Media Mañana: 1 pera en almíbar

Almuerzo: Sopa de verdura + Filetes de ternera con puré de patatas + 1 piña en almíbar

Merienda: Bocadillo de queso semi descremado + infusión descafeinada

Cena: Cazuela de judías con carne y zanahorias + 1 melocotón asado

DIA 4:

Desayuno: 1 vaso de leche semidesnatada + Galletas con queso desnatado

Media Mañana: 1 manzana asada

Almuerzo: Guiso de espárragos y pollo + Puré de calabaza + Plátano

Merienda: 1 yogur natural (puede ser semidescremado) con nueces y almendras + infusión descafeinada

Cena: Puré de zanahoria y cebolla + Pescado a la plancha con 1 tomate natural + 1 pera asada

DIA 5:

Desayuno: 1 tasa de café descafeinado + 1 barra de cereal

Media Mañana: 1 banana

Almuerzo: Fideos con aceite moderado + 1 manzana asada

Merienda: 1 yogur (puede ser descremado) + infusión descafeinada

Cena: Tortilla de patatas + Ensalada de zanahoria con huevos pasados por agua con moderado aceite y sal con poco sodio + 1 melocotón en almíbar

DIA 6:

Desayuno: 1 vaso de leche semi desnatada + Pan tostado con jamón

Media mañana: 1 jugo de naranja y kiwi combinados

Comida: Revuelto de espinaca + Lomo a la naranja + 1 yogur de frutas (puede ser semi desnatado)

Merienda: Bocadillo de jamón + infusión descafeinada

Cena: Puré de zanahorias y patatas + Sardinas a la plancha + 1 pera en almíbar

DIA 7:

Desayuno: 1 yogur natural (puede ser semi desnatado) + frutas secas sin tostar

Media mañana: 1 vaso de jugo de pomelo natural

Almuerzo: Guiso de porotos y carne de ternera con condimento moderado, 1 durazno en almíbar

Merienda: 1 barra de cereal + una infusión descafeinada

Cena: Sopa crema de tomate + Merluza a la plancha con puré de manzana + 1 yogur natural (puede ser semi desnatado)

Para todos los casos y como otras dietas que se han publicado, la información es a título informativo y válida como ejemplo de un caso general pero no particular, por lo que en caso de duda debe consultarse previamente al personal de la salud adecuado.