Lionel Messi, el mejor futbolista del mundo era afecto a lesionarse hasta la llegada de Pep Guardiola, el director técnico del Barcelona más exitoso de la historia deportiva de este club.

El el 2009 Guardiola llegó al club convencido de que el éxito de un equipo de fútbol depende de un conjunto de factores que deben estar integrados en pos del objetivo. Uno de estos factores es la alimentación y Guardiola integró en su grupo de trabajo un equipo de nutricionistas y dietistas para indicar las dietas adecuadas a cada uno de los jugadores.

La dieta especial de Messi

Una de las principales preocupaciones de Guardiola fue el crack del Barcelona, Lionel Messi, quien venía lesionándose seguido en los años anteriores. Si bien el Barcelona tenía un sistema de nutrición para la exigencia de alto rendimiento de sus deportistas, Guardiola buscó la exclencia según el organismo y las particularidades de cada jugador, en este caso de Messi.

El descubrimiento del pescado en la dieta de Messi

Messi traía desde Argentina algunos de los gustos por las carnes rojas, como el asado y el "choripan" (chorizo asado como un bocadillo o sandwich). Esta alimentación fue uno de los puntos que debió ir cambiando Messi: moderar su consumo de carne roja e ir reemplazándola por el pescado.

Para Messi el pescado fue un descubrimiento, tomarle el gusto a las sardinas, los bacalaos, las merluzas, las truchas, los besugos, los salmones, por nombrar algunos, no fue un esfuerzo.

Que el pescado haya pasado a ser su principal fuente de proteínas no significa que Messi haya dejado de alimentarse con carnes rojas, solo que se acostumbró a disminuir hasta el mínimo estas porciones.

Alimentos integrales para los carbohidratos de la dieta de Messi

Los aportes de carbohidratos vinieron por el pan integral y el arroz integral, así como las patatas o papas y las pastas. Los carbohidratos son los alimentos con nutrientes que aportan la energía a los músculos.

La inclusión de fibras en la dieta de Messi

No podía faltar un buen aporte de fibra, por medio de las verduras como zanahorias, habas, acelgas, brócolis y tomates, así como una buena parte de frutas con potasio, como la banana, fundamentales a la hora de prevenir los calambres musculares y la fatiga muscular, por la función de ese mineral en la síntesis de las proteínas.

Eliminar los refrescos con azúcar

Párrafo aparte merece la eliminación de los refrescos y bebidas azucaradas artificialmente, porque además de provocar acidez en el proceso digestivo, generan el descenso de los niveles de potasio en la sangre, un factor de debilitamiento, atrofia muscular y disminución de la masa muscular.

Una alimentación sana para mejorar el rendimiento físico

La determinación profesional de la dieta ha mejorado mucho el rendimiento de Messi desde que empezó con su aplicación y de hecho las lesiones han disminuido en forma significativa, incluyendo otras medidas complementarias como el aumento de las horas de reposo.

Si bien el alto rendimiento al que se somete Messi en su actividad deportiva es excepcional, se puede aplicar parte de su dieta adaptada a las necesidades propias de las exigencias que tenemos en nuestras vidas.

Siempre será recomendable acudir a un profesional médico, nutricionista, nutriólogo o dietista para que indique el mejor plan alimentario para nuestro organismo.