Corría el minuto 88 del segundo tiempo del partido final de la UEFA Champions League cuando Didier Drogba marca el gol del empate ante Bayer Munich silenciando al estadio Allianz Arena en Munich y sembrando la duda en los millones de fanáticos que apostaban por un triunfo del equipo alemán.

De la mano de Drogba el Chelsea logró obtener su primera “Orejona” sobreponiéndose al panorama adverso que se les presentaba: una irregular campaña en la Premier League, críticas a su estilo de juego y un estadio donde Bayer Munich sería local.

Jugadores como Drogba los hay pocos y no sólo por su calidad como futbolista sino también por el espíritu de lucha que ha marcado su vida personal y profesional.

Oriundo de Costa de Marfil, a los cinco años fue enviado por sus padres a vivir a Francia a la casa de un tío que era futbolista. La nostalgia y otros problemas lo hicieron regresar a su país natal. Su estadía fue corta debido a que sus padres quedaron sin trabajo lo que los obligó a enviarlo de vuelta a Francia.

Sus inicios en el fútbol profesional fueron en el Le Mans, pero comenzó a brillar como futbolista en la temporada 2002- 2003 cuando anotó 17 goles en 34 partidos en el Guingamp de la primera división francesa. Su buena campaña le valió el llamado a la selección nacional de Costa de Marfil lo que marcaría el comienzo de una carrera ascendente.

Camino al éxito: Olympique, Chelsea y Costa de Marfil

Drogba jugó la temporada 2003- 2004 en el Olympique de Marsella anotando 32 goles en 55 partidos válidos por competencias nacionales e internacionales.

El 2004 fue contratado por el Chelsea donde comenzó a ser reconocido como uno de los mejores delanteros del mundo. Sus temporadas más exitosas fueron las de 2006- 2007 donde marcó 33 goles en 37 partidos y la de 2009- 2010 donde hizo 37 goles en 44 juegos.

Actualmente es el capitán de la selección nacional de Costa de Marfil y ha marcado un promedio de 55 goles en 75 partidos (estadísticas válidas a Septiembre de 2011).

El éxito de Drogba lo llevó a ganarse el respeto en su país y a nivel mundial no sólo por sus logros como deportista sino también por su calidad humana. El 2010 fue elegido por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes del mundo gracias a que las ofició de mediador en el conflicto político- civil que se vivía en su país.

El 2007 el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo- PNUD- lo nombró Embajador de Buena Voluntad, pues consideraron que sus obras de caridad y perfil humano ayudarían a crear conciencia en temas africanos.

Palmarés

Entre las distinciones más importantes que Drogba ha tenido en su carrera como futbolista destacan varias.

En la temporada 2003- 2004 fue el máximo goleador de la copa de la UEFA. En la Premier League 2009- 2010 obtuvo la misma distinción con 29 tantos.

Este año 2012 Drogba se convirtió en el primer futbolista africano en anotar 100 goles en la Premier League; además con su gol número 152 por el Chelsea pasó a ser el cuarto goleador histórico de este equipo.

Siguiendo en la misma senda la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol- IFFHS- lo eligió como el máximo goleador del mundo del siglo XXI. Se consideraron los 92 goles que marcó por el Olympique, el Chelsea y por Costa de Marfil. Le siguió Miroslav Klose con 88 goles.

A nivel de selecciones, Drogba ostenta hoy el cartel de goleador histórico del representativo nacional de Costa de Marfil con 55 goles.

Su futuro profesional es incierto, ya que hace un par de días confirmó que se va de Chelsea después de ganar prácticamente todos los trofeos a los que un futbolista puede aspirar.