ABCC11, así ha bautizado el grupo de científicos alemanes a la molécula proteínica que causa el olor corporal de las personas sudorosas. Este equipo, perteneciente al centro de investigaciones de la empresa Beiersdorf AG en Hamburgo, ha explicado que todas las partículas que conforman el olor del sudor son transportadas a la superficie de la piel por esa proteína.

Con su llegada a la superficie cutánea, las proteínas son descompuestas por bacterias que a su vez provocan el típico olor del sudor, señalaron los científicos, que publican los resultados de su estudio en la revista Journal of Investigative Dermatology.

Los responsables de Baiersdorf explican que "con este estudio ha sido posible cerrar un hueco en la comprensión de los procesos de la formación del olor corporal" y añaden que las investigaciones han sacado también a la luz la existencia de una diferencia genética entre europeos y asiáticos a la hora de sudar.

Dependiendo de su lugar de origen, del 30 al 100% de determinadas poblaciones asiáticas no emiten olor alguno al sudar, ya que tienen limitada la actividad de la proteína ABCC11. Los expertos alemanes comentaron que esa variante genética puede determinar la facilidad a la hora de escoger pareja, donde se ha comprobado que tienen más éxito aquellas personas cuyo sudor no huele.

Las mujeres perciben más el olor

Para bien o para mal, las mujeres perciben con mayor facilidad que los hombres el olor corporal de los demás. Al menos, ésta la conclusión a la que ha llegado una investigación llevada a cabo por el investigador Charles Wysocki, del Centro Monell de Philadelphia. En ella, midió las percepciones olfativas de hombres y mujeres frente a varias muestras de olor corporal.

Cuando los aromas fueron presentados a los voluntarios aisladamente, ni hombres ni mujeres tuvieron problemas para reconocerlos. Las confusiones surgieron cuando los aromas fueron mezclados con otras fragancias artificiales. Al combinarlos, los hombres no lograron detectar el olor corporal con la misma precisión con que lo hacían las mujeres.

Está suficientemente comprobado que el olor producido en las axilas contiene información biológica relevante con respecto al individuo que lo produce, y que el sexo femenino ha desarrollado a lo largo de su evolución un sistema olfativo más preciso. Este le permitiría saber a la hembra si está frente a un "oloroso macho saludable y viril".

Consejos prácticos contra el mal olor

Luchar contra el desagradable y embarazoso olor corporal que produce el sudor no siempre es tarea fácil, pero con unas pautas sencillas puede llegar a evitarse:

1.- Higiene

  • Utiliza un jabón antibacterial efectivo.
  • Viste ropa de algodón durante el verano, de modo que la piel pueda transpirar.
  • Sustituye el desodorante por una limpieza exhaustiva de tus zonas más sudorosas (especialmente las axilas) con vinagre blanco o de manzana, o con alcohol. Los antitranspirantes químicos no son recomendables, puesto que obstruyen las glándulas sudoríparas, pero se puede optar por los antitranspirantes naturales.
  • Aplica un poco de bicarbonato de sodio sobre las axilas para absorber el sudor y eliminar las bacterias.
  • Si el olor de tu cuerpo está causado por algún tratamiento farmacéutico, consulta con el médico.
  • Usa talco para bebés para mantener secas las áreas de gran transpiración.
2.- Alimentación

  • Evita el azúcar refinado, la harina blanca, los aceites hidrogenados y otros alimentos procesados industrialmente.
  • No conviene abusar de las carnes rojas, puesto que incrementan los niveles de toxinas en el torrente sanguíneo.
  • Consume alimentos ricos en fibra.
  • El ajo, la cafeína, el curry y el comino también incrementan el olor.
  • Lo mejor: cereales integrales, vegetales de hojas verdes, brotes, frutas frescas, productos a base de soja o frutos secos, sin olvidarnos de beber mucha agua.
3.- Modo de vida

  • El estrés, los horarios rígidos, el exceso de trabajo y la tensión diaria causan una cantidad no natural de ansiedad en el cuerpo, lo que incrementa la transpiración y propicia la aparición del mal olor. Una vida sosegada y terapias adecuadas ayudan a controlar nuestro estado de ánimo y, a la vez, nuestro olor.

Curiosidades sobre el mal olor

Cuentan los historiadores que los aztecas tenían unos estupendos hábitos de limpieza, pues se bañaban hasta tres veces al día y recurrían al uso de hierbas aromáticas que se pasaban por las axilas. En tanto, los egipcios colocaban algunas bolas de incienso en sus pliegues corporales para combatir el mal olor.

Más recientemente, saltó a los medios de comunicación que un hombre de 26 años ha denunciado a la casa matriz de Axe (Unilever) por "engaño" y por causarle un insoportable "sufrimiento". El demandante se quejaba de haber sido incapaz de atraer a una sola chica tras siete años haciendo uso sus productos y presentaba como prueba todos los envases (vacíos, llenos y medio usar) de desodorantes en spray, barras y roll-on así como anti-perspirantes, aftershaves, geles, champús y gominas que utilizó... Claro que todo fue un invento, a modo de sátira, creada por el blog de humor Faking News, que significa algo así como "Falseando noticias".