La solidaridad es una adhesión a una causa o a una empresa, una ayuda prestada desinteresadamente ( y sin esperar ninguna contrapartida ) a personas, proyectos etc. Según Durkheim, "se refiere al sentimiento de unidad basado en metas o intereses comunes, además de a lazos sociales que unen a los miembros de una sociedad entre sí".

La solidaridad se muestra ante la pobreza

Hoy en día con los sistemas de gobernanza mundial y estatal que se tienen, existen muchas desigualdades a nivel internacional y una gran parte del mundo vive en una situación de pobreza extrema, causada por una forma de vida que surge como producto de la imposibilidad de acceso de los recursos necesarios para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas humanas que inciden en un desgaste del nivel y calidad de vida de las personas en cosas como la alimentación, agua potable, la educación, o a la vivienda.

Naciones Unidas, anualmente realiza estudios sobre el nivel de desarrollo de 177 países y los evalúa en cuanto a la expectativa de vida, de ingresos, salud y educación para así poder determinar a grosso modo la calidad de vida de los habitantes del país.

Los resultados obtenidos este año en dichas investigaciones muestran que los últimos cinco países que han obtenido peores resultados pertenecen al continente africano.

Esos informes indican que el común denominador de estos cinco países, es la precaria situación social y política, poca actividad económica, la peor esperanza de vida del mundo y una baja calidad de vida. Por ello, muchos de sus habitantes intentan emigrar e ir a otras zonas en búsqueda de una mejora para sus vidas y poder intentar aportar lo que puedan para ayudar a sus familias.

Se organizan muchos actos por parte de multitud de colectivos para sacar beneficios y así combatir la pobreza.

Solidaridad para otros fines

Hay otros proyectos, que también requieren de este aspecto humano, como son las investigaciones para enfermedades, asociaciones que promueven la cultura, las que promueven el deporte, fines de educación y desarrollo, los de interés social, fines sociales como para las personas sin hogar, para las ecologistas, las internaciones y un amplio etcétera.

Soluciones para estas necesidades

A estas situaciones se les intenta dar una respuesta, muchas veces a través de ONG's, asociaciones y fundaciones que se crean a tal efecto, con el fin de intentar recabar fondos para poder intentar solventar las necesidades que ellos detecten en los ámbitos a los que se dediquen.

Para ello intentan moverse y sensibilizar a la gente para que colabore con sus proyectos y se solidarice aportando su pequeño granito de arena, de acuerdo con sus posibilidades.

Se utilizan diversas formas: vender pegatinas o bolígrafos, pasar huchas, hacer recolectas, o llegar a dar conciertos benéficos para que con las ventas obtenidas se pueda colaborar con esa entidad o asociación de la que se forma parte, tal y como hicieron recientemente artistas como Luz Casal, que dio un concierto cuya recaudación fue para la Asociación de la Lucha contra el Cáncer en materia de investigación; Miguel Bosé lo ha hecho también a favor de los enfermos de sida, Aaron Tomás para la lucha contra el parkinson, o los tres tenores, que destimaron los benefecios a la asociación malagueña de esclerosis múltiple.

Pero no son las únicas formas de colaborar pues hay otras y que además se están poniendo de moda, como es el caso de los calendarios. Comenzaron con los famosos calendarios de bomberos pero ahora le toca el turno a las mujeres.

Y así lo han hecho esta semana un grupo de mujeres voluntarias de la ONG SOS Ayuda Sin Fronteras, donde policías, bomberas, enfermeras, y médicas, se han desnudado por un día para así crear un calendario con ellas y con los beneficios que se saquen de las ventas de los mismos, destinarlos a ayudas humanitarias tales como, por ejemplo, ropa, agua, educación, entre otras. Todas las ideas son buenas y bienvenidas para las buenas causas como éstas.