El precioso puerto de Acapulco se ha visto afectado en los últimos años por la violencia que se vive en México, pero por la misma situación ha redoblado esfuerzos para que el turismo siga visitando este lugar paradisiaco y los visitantes redescubran sus preciosas playas y vivan nuevamente Acapulco al máximo.

Hace algunos años, la gente que vive cerca del puerto de Acapulco, tomaban sus cosas en una maleta, se dirigían a su automóvil y tomaban carretera para disfrutar un fin de semana a la orilla del mar en las bellas playas de Acapulco, ahora sigue sucediendo pero con menor frecuencia, por ejemplo, los capitalinos deciden no salir con la misma frecuencia con la que anteriormente lo hacían, dejan estas ocasiones especiales para las vacaciones o días de descanso que se tienen en la escuela o trabajo, donde las playas se llenan de turismo nacional.

Acapulco es un puerto bellísimo que alberga mucha diversión, playas limpias, restaurantes de todo tipo, hoteles para todos los presupuestos y atracciones diversas para quienes lo visitan, por mencionar las diferentes playas a las que se tiene acceso libre, así como el centro de la ciudad, la quebrada, los paseos en barco, los parques y deportes acuáticos, e incluso centros comerciales como plaza La Isla con tiendas de talla internacional.

Para viajar a Acapulco desde la Ciudad de México o Cuernavaca es muy accesible por vía terrestre, por ejemplo, se hace un tiempo promedio de 4 horas en automóvil desde el Distrito Federal, hay varias casetas de cobro para usar la autopista del Sol, pero se puede ocupar la carretera libre si quieren ahorrar un poco de dinero. El viaje es corto en tiempo y es cómodo porque tienes una playa relativamente cerca de la ciudad, puedes disfrutar de un tiempo lejos del ruido y el tráfico para cambiar la oficina por la playa.

La gente de Acapulco se ha esforzado por mantener limpio el puerto y que se mantenga seguro para todos los visitantes, han dejando claro que no están dispuestos a que el crimen organizado que está en México afecte a los turistas que van a descansar de la vida cotidiana a estas playas del Estado de Guerrero. Podemos asegurar que es un lugar seguro para visitar con la familia y ahí aprovechar que todas las personas son amables y ofrecen calidez en sus servicios a los visitantes, no piensan permitir que los principales ingresos al Puerto, que provienen del turismo, se vayan debido a la inseguridad o violencia.

La mejor opción es buscar un tiempo para salir a pasear, un destino a considerar es Acapulco, hay muchas actividades para distraerse y pasar un rato agradable sin gastar mucho, por mencionar algunas el turismo puede ir a ver el espectáculo de los clavadistas en La Quebrada, son hombres que realizan espectaculares clavados en acantilado sin ninguna protección para deleitar al público con su pasión. O que tal comprar un raspado o tomarse un coco a la orilla del mar o junto a la alberca, tomar el sol y leer un buen libro para regresar con un lindo bronceado u otra opción es optar por un paseo en yate por las bellas playas de Acapulco acompañados de nuestra familia.

Hay muchas opciones para hacer en Acapulco, depende del tiempo que se destine para realizar el viaje, no lo dejes pasar y descubre una de las playas más bellas que tiene México para ti.