En los últimos días del año 2012, prestigiosos astrónomos anunciaban que el exoplaneta gemelo de la Tierra tendría que encontrarse necesariamente en este año 2013. A pocos días de empezado el año, la NASA anunció el descubrimiento de un exoplaneta sorprendente: KOI 102.02. El exoplaneta se encuentra a 1000 años luz, orbitando la estrella KOI 102 en la constelación de Cygnus.

No es precisamente un gemelo de la Tierra pero por sus características podría acercársele mucho, sobre todo por las posibilidades de mantener agua líquida y una atmósfera.

El anuncio de la NASA incluyó otros 461 candidatos a nuevos planetas, cuatro de los cuales son potencialmente inferiores al doble del tamaño de la Tierra y orbitan la zona de habitabilidad de su estrella anfitriona.

El descubrimiento de KOI 102.02

La misión Kepler es un telescopio orbital con un instrumento denominado fotómetro, que mide el descenso del brillo de una estrella, determinando de ese modo el tránsito de uno o más exoplanetas. Para que el descubrimiento sea certificado deben ocurrir por lo menos tres tránsitos por cada exoplaneta determinado y además, debe estar en el mismo plano desde la visión del telescopio orbital.

Muchos planetas se han descubierto por la misión Kepler y la gran cantidad de estrellas que barre su campo de búsqueda, ha necesitado de la adecuación de las denominaciones que hasta ahora se les venian dando a los exoplanetas. En este caso, KOI 102 es una estrella ordinaria como el Sol y fue denominada de esta manera, en el marco de la misión Kepler; su planeta habitable es el KOI 102.02, el primero descubierto de esta estrella. Hasta ahora, se venía designando a las exoplanetas con el nombre de su estrella, agregándole las letras b, c, d y subsiguientes, de acuerdo al orden cronológico en que se los viniera descubriendo.

Por otra parte, la denominación KOI, remite a la sigla que en inglés indica "Kepler Object of Interest", lo que significa "Objeto de Interés de Kepler".

Características de KOI 102.02

El exoplaneta descubierto tiene las características necesarias como para mantener agua líquida y una atmósfera a una temperatura adecuada.

Su diámetro es de unos 19.000 kilómetros o sea 1,5 veces el de la Tierra, por lo que fue catalogado como una Supertierra. Su masa es también mayor, con lo que se ha calculado su aceleración de gravedad en 14,7 metros por segundo, contra los 9,8 que tiene la Tierra.

Su distancia a su estrella anfitriona es de 112 millones de kilómetros, algo así como un 10 % más lejos que Venus de nuestro Sol y un poco más del 20 % más cerca que la Tierra del Sol. Esta distancia indicaría que su temperatura debería ser mayor que la de la Tierra, pero la estrella KOI 102 es levemente más pequeña que el Sol, de hecho su temperatura superficial es de unos 5600 a 5800 °C; de ahí la temperatura menor del planeta, que de todas formas, permitiría el sostenimiento de agua líquida.

La distancia a su estrella permitió calcular el año del exoplaneta en unos 242,47 días. Todos estos datos se suman a su ubicación en plena zona habitable de su estrella, es decir la zona llamada también "ricitos de oro", en la que el exoplaneta no recibe demasiado calor ni demasiado frío, de modo tal que el agua que pueda contener, se pueda mantener en estado líquido.

La temperatura superficial promedio del planeta, decíamos que era menor que la de la Tierra: se ha calculado en un poco menos de 8° C, esto lo convierte en un ambiente más frío pero con las posibilidades intactas de mantener agua líquida y por lo tanto, las probabilidades de existencia de vida, tal como la conocemos.

Fuente: NASA, Siglo21