Un esqueleto fosilizado de una pequeña criatura con una cola larga, dientes afilados y patas de mono, ha resultado ser el más antiguo de los fósiles hasta ahora conocido de un primate. Los primates son grupo que incluye entre otros a los grandes simios (gorilas, chimpancés), monos, tarseros y a los seres humanos. El hallazgo fue difundido ayer y se originó en la revista Nature.

Un granjero descubrió el fósil en un sedimento solidificado de un antiguo lago en China, en la provincia de Hubei y los científicos lo han fechado en unos 55 millones de años – Paleoceno superior -, unos 10 millones de años después de la desaparición de los dinosaurios y unos siete millones de años antes de la fecha determinada del último resto más antiguo conocido de primate (Aunque otros fechan a otro fósil primate, el “Plesiadapis”, en una fecha contemporánea).

En cualquier caso se considera que por un cálculo del reloj molecular, los primates surgieron en el Cretácico, hace unos 85 millones de años, por lo que son sobrevivientes de la catástrofe que provocó la extinción de los dinosaurios.

Archicebus achilles: el ancestro más antiguo conocido y muy pequeño

Los investigadores dijeron que es uno de los más excitantes descubrimientos de fósiles en los últimos años porque el animal - llamado Archicebus achilles, que significa el primer mono de cola larga - es el pariente más cercano conocido de un ancestro común de toda el linaje "antropoide", que abarca monos, simios y el hombre.

Archicebus no era más grande que una musaraña pigmea de hoy en día y por sus ojos pequeños, los científicos creen que estuvo activo durante el día en lugar de por la noche, alimentándose de insectos y pequeños invertebrados.

Con un tronco de sólo siete centímetros de largo, era una criatura peluda muy pequeña que como tenía sangre caliente, debía moverse constantemente buscando su alimento y para evitar la pérdida de calor interno. Vivían en una zona arbolada cerca de un lago, moviendose alrededor de los árboles en un clima más tropical que hoy.

Archicebus achilles: un primate híbrido

El Dr. Christopher Beard del Museo Carnegie de Historia Natural en Pittsburgh y co-autor de la descripción científica del fósil, aseguró que "Archicebus difiere radicalmente de cualquier otro primate, vivo o fósil, conocido por la ciencia", y añadió: "Se ve como un híbrido con los pies de un pequeño mono, los brazos, las piernas y los dientes de un primate muy primitivo y un cráneo primitivo que lleva sorprendentemente, ojos pequeños. Esto nos obligará a volver a escribir cómo evolucionó el linaje de los antropoides”.

Archicebus, fundamental en la comprensión de la evolución de los primates

Aunque Archicebus es cercano al antepasado común de todos los antropoides, los científicos creen que no era un antepasado directo de los homínidos, ya que para la época se calcula que otra especie ya había comenzado a evolucionar a lo largo del linaje de los primates: los tarseros o tarsios (Género: “Tarsius”), un grupo especializado de primates nocturnos pequeños que es considerado el ancestro directo del hombre.

"Este no es un ancestro directo de los humanos, pero por primera vez, arroja luz sobre este episodio fundamental de la evolución de los primates, cuando dos de sus ramas - los antropoides y los tarseros - se separaron," dijo el Dr. Beard.

Los expertos externos elogiaron este estudio difundido ayer, porque confirma lo que algunos pensaban acerca de nuestros ancestros primates. Por ejemplo Rick Potts, director del programa de orígenes humanos en el Instituto Smithsonian, dijo que este fósil de características diferentes ilustra los cambios fascinantes y fundamentales que se produjeron en torno a los principales aspectos de la ramificación evolutiva de nuestro árbol genealógico.

Los primeros primates evolucionaron en Asia

El estudio también reforzó otra teoría de que los primeros primates se desarrollaron por primera vez en Asia, a pesar de que los humanos evolucionaron casi 50 millones de años más tarde en África, dijo Beard.

Fuente: The Independent & News