Un equipo internacional de astrónomos de la Universidad de Toledo, Ohio, EE.UU., encontró el lugar ideal para estudiar la formación de estrellas y sus sistemas planetarios: el cúmulo estelar Cep OB3b de la constelación de Cefeo. Uno de los responsables del estudio, Thomas Allen afirmó. "Al estudiar cúmulos masivos jóvenes con Cep OB3b, podemos obtener una mayor comprensión de los entornos en los cuales se forman los planetas."

El estudio fue difundido el 1° de abril en la publicación de la National Optical Astronomy Observatory.

Estrellas jóvenes y antiguas en el cúmulo estelar Cep OB3b

Allen y su equipo descubrieron que el número total de estrellas jóvenes era de unas 3.000, mientras que las observaciones infrarrojas desde el telescopio espacial de la NASA Spitzer demuestran que en el grupo hay alrededor de unas 1.000 estrellas que están rodeadas por discos de gas y polvo de los que pueden formar sus sistemas planetarios.

Estas estrellas jóvenes de Cep OB3b se cree que tienen cerca de tres millones de años, pero el misterio surgió porque en algunas partes del grupo, las estrellas han perdido sus discos protoplanetarios, lo que sugiere que las estrellas en esas partes eran antiguas. Esto permite afirmar que el cúmulo está integrado también por las estrellas viejas, reliquias potenciales de grupos anteriores.

La vida de las estrellas y sus sistemas planetarios

Se necesita tiempo para entender la vida de las estrellas. Una estrella como nuestro Sol tarda decenas de millones de años para formarse, y tanto como los arqueólogos que reconstruyen las antiguas ciudades de los fragmentos de escombros esparcidos a través del tiempo, los astrónomos deben reconstruir el proceso de nacimiento de las estrellas de forma indirecta, mediante la observación de estrellas en diferentes etapas del proceso e inferir los cambios que tienen lugar.

Uno de los mejores lugares para estudiar la vida de las estrellas es en los cúmulos estelares. Estas regiones son ricas en estrellas jóvenes y proporcionan información a los astrónomos sobre muchas cosas que son relevantes para el estudio de las estrellas en general, entre ellas el estado de desarrollo de sus discos protoplanetarios o sus eventuales planetas.

De aquí la importancia del estudio de Allen y su equipo, de modo tal que se pueden inferir procesos distintos pero superpuestos sobre espacios relativamente cercanos del espacio, algo que hasta ahora no se suponía que pudiera suceder.

La búsqueda de sistemas planetarios

-

Este descubrimiento ha impulsado una profundización de la investigación, por medio de las herramientas disponibles, como la cámara de precisión del telescopio de 0,9 del Observatorio Nacional de Kitt Peak, en Tucson, Arizona. Estas imágenes muestran el gas caliente y su interacción con las estrellas. Con estos datos, el equipo está en la búsqueda de las generaciones anteriores de formación de estrellas en la región que rodea Cep OB3b y de esta forma podrá reconstruir la historia de la formación estelar en esta región espectacular, para la investigación de la vida de las estrellas.

Cuando haya terminado esta primera etapa, esto podría proporcionar pistas de cómo las generaciones anteriores pueden haber influido en la actual generación de estrellas y planetas se forman en Cep OB3b.

Fuente. Noao National Optical Astronomy Observatory

.