Un equipo de científicos del Instituto de Astronomía Max Planck – MPIA– liderado por el Dr. Remco van den Bosch, anunció el descubrimiento de un agujero negro supermasivo en la galaxia NGC 1277, en la constelación de Perseo a 220 millones de años luz de la Tierra, que contradice las teorías y los actuales modelos de evolución de las galaxias. Las observaciones se hicieron con el Telescopio Espacial Hubble y el telescopio terrestre Hobby-Eberly, este último ubicado en el Observatorio McDonald de Texas, EE.UU..

La masa de este agujero negro tiene una cifra casi inconcebible: aproximadamente 17.000 millones de veces la masa del Sol, lo que lo convierte en el agujero negro más masivo de los que se han descubierto hasta ahora.

Pero lo que más ha sorprendido a los astrónomos es su contradicción respecto de los modelos teóricos en vigencia, sobre todo teniendo en cuenta la masa de la galaxia que lo contiene.

Teoría de los agujeros negros

La teoría de los agujeros negros establece que cada galaxia tiene en su zona central un agujero negro masivo; por ejemplo, el de la Vía Láctea tiene una masa de unos cuatro millones de soles.

Los astrofísicos han concluido que existe una relación directa entre la masa del agujero negro que está en el centro galáctico con la masa de las estrellas y el material interestelar que contiene esa galaxia.

Hasta ahora se pensaba que los agujeros negros centrales contenían una fracción mínima de la masa total de la galaxia; es decir, una fracción que no podía ser relevante respecto de esta masa total y que hasta ahora no podía superar el 0.1 % de ese valor. Un ejemplo de ello es la propia masa del agujero negro más investigado de nuestra galaxia con unos 4 millones de soles.

Sin embargo, este estudio revela que el agujero negro de la galaxia NGC 1277 podría contrariar la relación entre la masa del agujero negro y la masa total de la galaxia, relación que es una de las bases fundamentales en las que se justifica la teoría vigente del origen y evolución de galaxias, atento a que este agujero supera el 14 % de la masa total de su galaxia (Para tener una idea de sus dimensiones, ver en la foto adjunta la comparación con la órbita de la Tierra y Neptuno).

El agujero negro de la galaxia NGC 1277

La masa del agujero negro de la galaxia NGC 1277 se calcula en por lo menos 17 mil millones de soles, y reiteramos, ostenta el récord de masividad al ser el más grande de los que se han descubierto.

Otra rareza es que un agujero negro de esta masividad podría estar en una galaxia elíptica de un tamaño diez veces más grande que el de la galaxia NGC 1277; por el contrario, esta galaxia es una espiral relativamente pequeña. Un ejemplo de esta relación entre tamaño y masividad lo tenemos entre la Vía Láctea y la galaxia elíptica M87: ambas tienen un diámetro similar, pero esta última tiene unos 2.5 billones de soles, mientras que la nuestra tiene unos 200.000 millones.

Otras galaxias confirman el dato

La investigación cuenta con datos adicionales –todavía en estudio– que confirmarían el caso en crisis teórica, en otras galaxias.

Esto significaría la reformulación de los modelos de evolución de las galaxias aceptados hasta ahora. Sin embargo, existe un dato que podría ayudar: la galaxia que contiene el agujero negro masivo tendría una antigüedad de 8 mil millones de años, por lo que este origen permite investigar un estado bastante primitivo del universo representado en NGC 1277, en la que parece que no ha habido muchas modificaciones desde su origen.