México es un país que se ha identificado por manifestarse a favor de los derechos inalienables al ser humano y consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. También se ha pronunciado a favor de hacerlos extensivos a las mujeres firmando y ratificando los distintos instrumentos de orden normativo creados por Órganos Supranacionales, que han establecido como obligatoria la implementación de políticas públicas que reconozcan y hagan llegar la perspectiva de género a sus Instituciones, ciudadanas y ciudadanos.

Los derechos sexuales y reproductivos: La realidad en México

Los estándares internacionales no han permeado el contexto mexicano en su totalidad cuando se trata de la promoción y protección de ciertos derechos, en especial cuando hablamos de los derechos sexuales y reproductivos y su protección bajo el derecho de acceso a la justicia. El mejor ejemplo para demostrar la parcial existencia y aplicación de la igualdad y la no discriminación de género en el acceso a la justicia en el contexto mexicano es la reciente legalización del aborto en la Ciudad de México.

El problema se da cuando al interior de la "República Mexicana", los derechos sexuales y reproductivos no se encuentran ni siquiera regulados y, al contrario, han sido configurados como delitos. En la mayoría de los casos son aquellos Estados que se rigen bajo un Gobierno conservador los que se han manifestado opositores de estos derechos.

Guanajuato y los derechos reproductivos

Un Estado de México que ejemplifica tales acciones opositoras es Guanajuato, pues en los últimos años ha sido un Estado que se caracteriza por su voluntad de llevar a cabo acciones e iniciativas de Gobierno un tanto contrarias a promover los derechos de las mujeres como derechos humanos, consagrados en la Carta Universal de los Derechos Humanos.

Al no crear los marcos legales necesarios para crear el ambiente y acceso a la protección de estos derechos, se ha manifestado tácitamente en contra de apegarse y dar cumplimiento a distintos preceptos emanados de tratados internacionales específicos a la promoción de la equidad de género y a erradicar la violencia y discriminación contra las mujeres, a los cuales se ha adherido el Estado mexicano.

Las mujeres de Guanajuato

Las mujeres en el Estado de Guanajuato se han visto impedidas y obstaculizadas en el acceso al uso y disfrute de distintos derechos que consagran distintos instrumentos internacionales elevados y equivalentes a Ley Suprema en México. Específicamente hablando de aquellos que promueven la equidad de género y la erradicación contra la violencia y discriminación en contra de las mujeres.

Los sucesos que se han ido acumulando año tras año han puesto al Estado de Guanajuato bajo la mira de distintos Órganos Internacionales, los cuales ya han emitido distintas recomendaciones en cuanto la atención que debe dar específicamente el Estado de Guanajuato a los derechos de las mujeres.

Entre los derechos que se han encontrado mayormente restringidos, limitados u obstaculizados en cuanto a su información y a su acceso a las mujeres en el Estado de Guanajuato destacan los derechos sexuales y reproductivos, y en la protección de estos, la violación a los principios de igualdad y de no discriminación de género en el acceso a la justicia.

Los casos más recientes de violación a los derechos reproductivos

El ejemplo más reciente que nos muestra la postura que ha fijado el Estado de Guanajuato frente al ejercicio del derecho al acceso de los derechos sexuales y reproductivos y las violaciones a los principios de igualdad y de no discriminación de género en el acceso a la justicia es el de las siguientes seis mujeres: María Araceli Camargo Juárez, Ofelia Segura Frías, Yolanda Martínez Montoya, Liliana Morales Moreno, Ana Rosa Padrón Alarcón y Susana Dueñas Rocha.

Mujeres a quienes se les privó de su libertad y estuvieron sujetas a una condena, para algunas de ellas hasta de 30 años, por haber cometido supuestamente el delito configurado como homicidio en razón de parentesco, recientemente agregado en reformas al Código Penal del Estado de Guanajuato, en el año 2000.

Violación de derechos de acceso de justicia y derechos reproductivos

Los testimonios de estas mujeres en conjunto con su reciente liberación, dejaron claro que se trató de una violación de derechos tanto por las formas en que se llevaron a cabo los procedimientos judiciales, como por la pena delictiva que era excesiva. Lo más claro fue que ellas ni siquiera habían provocado o deliberado el supuesto homicidio, lo cual puso en evidencia la falta de acceso a los sistemas de salud y la discriminación y exclusión a la que están sujetas muchas mujeres por el hecho de pertenecer a comunidades indígenas.

La liberación de las mujeres de Guanajuato

La situación para ellas cambió a partir de la reciente reforma al Código Penal del Estado de Guanajuato y la adición del párrafo que reduce las penas, que en su caso eran aplicables. Esto por recomendación del Alto Comisionado de los Derechos Humanos en México.

Pero estos hechos son solo los más recientes y los que han salido a la luz en los últimos meses y no son casos aislados. En el Estado de Guanajuato se han venido cometiendo distintos tipos de violaciones a los derechos de las mujeres y se ha obstaculizado de distintas maneras el goce y ejercicio de su derecho al acceso a la justicia.

Los derechos humanos de las mujeres en México

Lo que ha sucedido con estas mujeres, la secuencia de obstáculos y violaciones a las que fueron sujetas, no deben ser olvidados ni por el Estado de Guanajuato ni por el Estado mexicano. Ambos son responsables de redirigir e implementar las medidas para reparar y subsanar violaciones anteriormente cometidas.

Así como encausar acciones, iniciativas y colocarlas en la agenda política para la implementación de políticas públicas y programas adyacentes que den como resultado un escenario en el que la mujer guanajuatense conozca, use y goce de los derechos de los cuales es titular y que son apegados a los preceptos internacionales que buscan proteger y salvaguardar los derechos humanos de las mujeres.