Los deportes para el ser humano son una ventaja en términos de salud, de bienestar general y en términos energéticos. Aquellos que practican deporte son personas que realmente gustan hacerlo, que aman el ejercicio y sobre todo el deporte que eligen es el idóneo para ellos.

En la vida se han inventado muchos y muy variados deportes, que van desde usar solo una parte del cuerpo a usarlo todo, deportes individuales y en grupo, deportes de contacto, entre otros; pues los hay para todos los gustos, características y niveles.

Sin embargo debido a tendencias mundiales, hay deportes que se han convertido en los favoritos por las personas, los más vistos, los mejor remunerados, a los que se les puede denominar deportes millonarios.

El resto también tienen entradas de dinero, pero son mínimas y todo dependerá del país donde se lo practique y la importancia que le den las personas y las autoridades deportivas al mismo.

Los deportes millonarios

Ser elegido para estos deportes es un privilegio, puesto que si la persona resulta idónea para el mismo se habrá asegurado el futuro económico.

Como son deportes con grandes movimientos, la elección de los deportistas, su mantenimiento físico y mental y la paga son grandes inversiones hechas por los directivos.

Deportes como el Fútbol y el Basketball, son los que más dinero poseen. El Fútbol en primer lugar mueve anualmente millones de dólares, al igual que los ingresos que genera.

El Basketball también genera enormes sumas de dinero al año y aunque es en menos medida que el Fútbol, es suficiente para cubrir todos los costos y para que cada participante lleve su buena parte de las ganancias.

Los sueldos a los jugadores de estos deportes son exagerados y el valor que les ponen a su talento podría cubrir las necesidades básicas de cientos y hasta miles de familias.

Federaciones y asociaciones como la FIBA y la FIFA que son las reguladoras de estos dos deportes y las que gobiernan a todas las demás federaciones, han logrado a través de los años convertirse en las gigantes de los deportes, opacando a los demás deportes.

Consecuencias

Tanto el Fútbol como el Basketball son deportes muy bonitos, emocionantes y divertidos, sin embargo sus jugadores son considerados en demasía.

Los exagerados pagos que perciben por juego son la prueba de que no existe un reparto justo de recursos y aunque merezcan tener todas las comodidades y cuidados necesarios, USD 20000 por juego resulta una cifra exagerada.

Gracias a esto los demás deportes no pueden surgir, pues a lo sumo llegan a las olimpiadas, pero después de muchos años de lucha por un reconocimiento que no destaca el mérito de aquellos deportistas que han tenido un entrenamiento tan o más arduo que un futbolista o basketbolista.

Hay deportes que ni siquiera han ganado un espacio en olimpiadas y que están en la sombra, a la espera del apoyo necesario para salir adelante. Jóvenes talentosos y muy dedicados que tienen que pagar para poder practicar y la idea de una paga o de un apoyo por parte de las federaciones deportivas es muy lejana.

En estos deportes no reconocidos, lo único que mueve al deportista es el amor a la camiseta y sus ganas, porque es misión casi imposible llegar muy lejos, puesto que los deportes millonarios y las grandes sumas de dinero invertidas en estos los opacan.

No solo tienen que soportar que sus deportes no sean nada, sino la corrupción de los directivos que los manejan, donde su principal interés es el lucro y no el deportista.

No cabe duda que se está menospreciando mucho talento, pues con el sueldo de un mes de un sólo deportista de estos deportes millonarios se podría hacer surgir otros deportes y ayudar a muchas personas que lo necesitan.