La delegación Cuauhtémoc cuenta con restaurantes de primer nivel, hoteles de todas las categorías e infinidad de comercios, de acuerdo a las diferentes exigencias y posibilidades económicas de la gente. En la delegación Cuauhtémoc se puede practicar el turismo cultural, ya que posee museos, teatros, bibliotecas, zonas arqueológicas, monumentos históricos, plazas, mercados, cantinas, etc.

Sin embargo, la mayor fuerza de atracción que ejerce la delegación Cuauhtémoc, es por el turismo de negocios, ya que se encuentra el principal corredor económico del país: Zócalo – Reforma.

Centro Histórico

El 11 de abril de 1980, siendo presidente de la república José López Portillo se decretó la creación oficial del Centro Histórico de la ciudad de México, buscaba lograr la remodelación y conservación del patrimonio cultural tangible. El Centro Histórico se conforma por 1.436 monumentos que comprenden edificaciones del siglo XVI al XIX en 668 manzanas, 55 edificios relacionados con el culto religioso, 32 con la educación y servicios asistenciales, 42 parques y jardines además de 1.350 casas históricas, muchas de ellas vecindades.

El Centro Histórico tiene dos perímetros: el A que es el central, teniendo como punto de referencia la plaza de la Constitución o Zócalo y el B envuelve a la anterior. En la actualidad se ha puesto al servicio del turismo transporte especializado, con guías especializados, como el tranvía y el turibus. Sin embargo, para conocer más a fondo la ciudad es necesario caminar por sus calles y conocer el interior de sus iglesias y conventos.

Arqueología en la delegación Cuauhtémoc

Para quien le gusta profundizar en las culturas mesoamericanas por medio de su patrimonio tangible, la delegación Cuauhtémoc posee la zona arqueológica de Tlatelolco, que está en el complejo conocido como la Plaza de las Tres Culturas. Otra opción es la pirámide de Ehecatl que está en el interior de la estación del metro Pino Suárez.

El sitio arqueológico que más llama la atención es el templo mayor de los mexicas, que se rescató a partir de febrero de 1978, cuando se encontró accidentalmente la Coyolxauhqui. Se puede apreciar las diferentes etapas de construcción del recinto y existe un museo de sitio en el que se exhiben varias de las piezas encontradas.

Iglesias, museos y bibliotecas de la delegación Cuauhtémoc

Existen infinidad de templos los más importantes son la catedral primada de México, las Iglesia de san Francisco de Asís, santo Domingo de Guzmán, San Agustín, la Profesa, san Fernando, La santa Veracruz, San Juan de Dios, san Hipólito, Belén, san Miguel, Jesús Nazareno, san Sebastián, san Antonio Abad entre muchas más. Debido a la persecución religiosa del siglo XIX se destruyeron muchos conventos de hombres y monasterios femeninos.

Por mencionar sólo algunos de los museos que están en esta delegación se encuentran: museo de la Charrería, en el antiguo monasterio benedictino de Monserrate; el de la Inquisición, el de la caricatura, el de José Luis Cuevas, el MUNAL, el de Minería, el de Bellas Artes, el del zapato, el estanquillo, san Idelfonso, el de Geología, el Chopo, el de la Revolución Mexicana, etc. Desde el punto de vista intelectual son de interés la Biblioteca de México en la Ciudadela, que bien vale la pena conocerla por su importante acervo, por su edificio histórico, ya que ahí estuvo atrincherados los enemigos de Francisco Madero, durante la decena trágica. Otra biblioteca que está en la delegación Cuauhtémoc a un costado de la terminal de tren suburbano Buenavista es la Vasconcelos.

Monumentos históricos y zonas de diversión de la delegación Cuauhtémoc

En la Plaza de la República se ubica el Monumento a la Revolución, iniciado por arquitecto Emile Bernard con la intención de construir el recinto del palacio legislativo, se puso en marcha la obra el 23 de septiembre de 1910, pero por la revolución se suspendió. En 1932 el arquitecto Carlos Obregón propuso la construcción del monumento de la Revolución, que se terminó en 1938. Están los restos de los más importantes revolucionarios. Otros monumentos de interés son Bellas Artes, el palacio de correos, el colegio de Minería, el colegio de Vizcaínas, la academia de san Carlos y entre los modernos la Torre Latinoamericana.

En San Cosme existe un kiosco de estilo morisco, que fue expuesto en una de las ferias mundiales del siglo XIX. Además de la casa de Mascarones, llamada así por su portada. Además de la capilla inglesa.

En Insurgentes se encuentra la Zona Rosa, calles de Génova, Estocolmo, Amberes, Copenhague y Niza, donde hay restaurantes, bares y centros de diversión nocturna. Si se quiere algo más tradicional se recomienda entonces Garibaldi, donde hay mariachis y comida mexicana.