El presidente del Sevilla Fútbol Club, José María Del Nido, abandera desde hace tiempo un grupo de clubes que exige un reparto más equitativo en las prestaciones por los derechos televisivos de la Liga española. Además del Sevilla, el Athletic, Real Sociedad, Villarreal, Zaragoza y Espanyol forman el denominado G-6 o ‘Los rebeldes’ que en el pasado mes de marzo pidieron la destitución del presidente de la Liga de Fútbol Profesional, José Luis Astiazarán por “falta de liderazgo” y porque “no se puede estar siempre al lado de los que van a ganar en cada caso para dar a entender que con ello se consiguen los objetivos del fútbol profesional".

En aquella ocasión amenazaron con parar la jornada 30 yendo a la huelga y anoche, ante los micros de 'El Partido de las 12' de la Cadena COPE (escuchar audio) volvió a criticar el reparto de los derechos de televisión. "A nivel de aficionados, no es de recibo que el Levante salga a competir con 7 millones de televisión y el Barcelona y el Real Madrid con 150. O arreglamos esto, o esta Liga no es la liga escocesa, esta Liga es la mierda de Europa”, aseguró el mandatario sevillista.

Las consecuencias de la negociación de un nuevo reparto en el que Real Madrid y Barcelona se quedaban con el 45 por ciento de todo lo que reciben los clubes de Primera y Segunda división es el origen de toda esta polémica. Por ello Del Nido aseguró que "hoy hemos dado el pistoletazo de salida a una temporada donde aspiramos a lo máximo que aspiramos los clubes normales, aspiramos a hacernos con la tercera plaza. El Real Madrid, con el dinero que le corresponde de la televisión al Atlético, le ficha al Kun Agüero. Esto no pasa en ningún otro país civilizado, donde los derechos son más equilibrados".

Así se reparte el dinero en la Liga española

El interés por el fútbol español revolucionó hace ya una década el mercado televisivo con grandes ofertas para adquirir sus derechos. Vía digital y Canal Plus emprendieron una batalla para hacerse con los derechos televisivos que dio como resultado primero unas ofertas desproporcionadas y después la unión de ambas plataformas que decidieron no hinchar más el precio por ofrecer partidos de pay per view (pago por visión). Otra consecuencia fue que este apartado se convirtió en el que más ingresos generaba a los clubes. Salvo la venta de algún jugador por cantidades estratosféricas.

Dada una cantidad fija y los resultados deportivos de la temporada pasada el reparto televisivo de este 2011 es el siguiente: Real Madrid y Barcelona reciben 120 millones de euros; Valencia y Atlético de Madrid 42; Villarreal y Sevilla 25 y 24; Athletic Club y Getafe 18; Zaragoza y Deportivo 14; Español, Mallorca y Osasuna 13; Racing de Santander, Almería, Sporting de Gijón, Mallorca, Real Sociedad, Hércules y Levante 12. La diferencia entre el primer grupo y el último es de 108 millones de euros. Una diferencia que equivale a todo el presupuesto del Valencia, solvente tercer clasificado de las dos últimas ediciones del campeonato a 28 y 25 puntos del campeón.

En Francia la Ligue 1 tiene al Olympique de Marsella y al Arles como los equipos con mayor disparidad en el reparto de la jugosa tarta televisiva. Ambos clubes reciben 49 y 13 millones de euros (una diferencia de 36 millones) respectivamente. En el caso de la Premier league inglesa la diferencia es aún menos ya que el Manchester United percibe 68 millones de euros y el Blackpool, descendido a la First Division, 46. La diferencia es de tan solo 22 millones lo que asegura una mayor igualdad a la hora de establecer el nivel competitivo de la liga.