La casa en cierta forma es la imagen de la persona que la habita y tenerla ordenada, limpia y decorada son las primeras cosas en las que hay que fijarse.

En el caso de casas grandes y espaciosas normalmente la decoración le corresponde a un diseñador de interiores y aquel se encargará de los pequeños y grandes detalles; pero las personas que tienen casas pequeñas y con poco espacio normalmente no poseen los recursos para contratar a un especialista en el tema para que se encargue de la decoración de sus hogares.

Sin embargo no todo está perdido, existen algunas pautas a seguir para lograr que esa casa que dispone de un espacio reducido quede bien presentada y también con el suficiente espacio para movilizarse y agregarle unas cositas más.

Todo es cuestión de un poco de ingenio y proponerse arreglar la casa para lograr excelentes y satisfactorios resultados.

Planificar el diseño

Es estrictamente necesaria una planificación previa de lo que se va hacer, puesto que si se empieza sin nociones se perderá tiempo, ya que en la mayoría de los casos el resultado no será del agrado de la persona y habrá que hacer todo el trabajo nuevamente.

Hay que tener una visión clara de lo que se requiere y en el caso de casas pequeñas lo que se necesita es ahorrar espacio; pues en base a esto se hará el trabajo.

Hay que mirar bien, estudiar espacios, ver donde colocar las cosas de tal forma que no ocupen espacio de transporte y tratar de encontrar los sitios menos estorbosos posibles, sin descartar paredes.

Pensar en la concentración de cosas (sin arrumar) en un solo sitio, para así obtener el espacio preciso y mantener la casa ordenada.

Los cuartos

Después de pintar la casa de acuerdo a lo requerido hay que empezar con la decoración de la misma. Es recomendable siempre empezar por los dormitorios, es decir de adentro hacia afuera para tener mejores resultados en el menor tiempo posible.

Si es un cuarto donde apenas entran un par de cosas, hay que seguir la línea y sólo poner un par de cosas. Se aconseja adquirir un ropero que posea cajones para la ropa de doblar, un espacio también para los zapatos y que una de sus puertas posea un espejo, pues con esto se tendrá cómoda, zapatera y armario en uno y se habrá ahorrado el espacio suficiente para poner la cama y un pequeño velador.

Si se quiere poner un televisor en el cuarto (que es lo más seguro), sería mejor adquirir una base y colocarlo en la pared y así se evitará colocar otro mueble en el cuarto.

Un par de pequeñas repisas en la pared se deben colocar para esas cosas pequeñas como afeites y accesorios.

La sala

Si se trata de un espacio reducido, el juego de muebles que se debe adquirir no debe ser tan grande y abultado. Se recomienda comprar un sofá y dos muebles pequeños o los muebles butacones, que ocupan menos espacio. La mesa de centro debe ser pequeña, solo para que quepan unos dos o tres adornos.

Hay que evitar comprar esos muebles grandes para colocar adornos, en lugar de aquello se pueden adquirir mesitas de sala esquineras (sólo un par).

La televisión es preferible que vaya en la pared y para eso es mejor adquirir un pantalla plana o LCD.

Será necesario tener un mueble, pero hay que procurar que en dicho mueble puedan caber un equipo de sonido, unos cuantos libros y adornos.

Si se cuenta con una chimenea, no será necesario el mueble, puesto que se puede adornar allí.

El comedor

La mesa de comedor debe ser comprada de acuerdo al espacio disponible. Sería una necedad adquirir un juego de comedor de ocho sillas para un espacio relativamente pequeño, pues todo el espacio se iría en la mesa.

El aparador es muy necesario para guardar copas, vasos, vajilla y cubiertos, pero el ancho del mismo debe ser moderado y tener la distancia suficiente de la mesa como para que pasen dos personas juntas.

La cocina

La cocina es el lugar donde más se transita y por ende debe tener más espacio. El mesón debería ser amplio para que tenga una barra de desayunos y para que pueda caber un microondas, una sanduchera, la licuadora y hasta un extractor.

También este mesón debe tener puertitas para guardar los utensilios de cocina.

La refrigeradora y la cocina deben tener el tamaño adecuado acorde con el espacio. Si estos electrodomésticos son demasiado grandes, ocuparán mucho espacio y la cocina perderá estética.

El baño

Para baños muy pequeños, es muy difícil colocar muebles. Lo que se debe hacer es colocar repisas para el jabón, shampoo y demás implementos, un espejo en la pared y la ducha preferentemente debe ser una cabina unipersonal.

No hay que olvidarse que los muebles que se coloquen en la casa deben ir en contraste con el color de las paredes.