Félix Burgos, español de 25 años y Giom Dantec, francés de 26, se han propuesto el reto de ayudar a los niños que padecen fibrosis quística. Para ello recorrerán en bicicleta y durante un año 23 países y más de 18.000 kilómetros en un viaje que les llevará de Francia a Vietnam.

El objetivo de esta iniciativa, llamada Voluntour, es “hacer ruido” para dar voz a los afectados por la FQ, creando conciencia de la importancia de buscar recursos para su causa, además de lograr que los niños y niñas que sufren esta enfermedad genética puedan descubrir nuevos lugares a través de los ojos de ambos voluntarios, interactuando con Félix y Giom durante todo el recorrido. Ambos participantes buscan además conectar los proyectos solidarios volcados en esta enfermedad por todo el continente euroasiático.

El itinerario

El 22 de marzo, Giom y Félix saldrán de Brest (Francia) con dirección Madrid, para celebrar allí el 27 de abril el Día Nacional de la Fibrosis Quística. Pasando por Barcelona llegarán a Alemania, donde seguirán el cauce del río Danubio hasta su desembocadura y pasarán al continente asiático por Estambul. Desde allí recorrerán Turquía, Georgia y los países de Oriente medio. Pasada China, los ciclistas seguirán bordeando la India y tomarán un barco a Kuala Lumpur debido a que las fronteras birmanas están cerradas. Por último cruzarán Tailandia hasta llegar a Haiphong en Vietnam.

En total, Félix y Giom pasarán por Francia, España, Bélgica, Alemania, Austria, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Turquía, Georgia, Azerbaiján, Irán, Turkmenistán, Uzbekistán, Kirguizistán, China, Paquistán, India, Blangladesh, Malasia, Tailandia, Camboya y Vietnam, 23 países sobre los que recorrerán más de 18.000 km.

¿Por qué la fibrosis quística?

Félix cuenta que la idea del viaje surgió estando con Giom en una de las cafeterías del antiguo barrio céntrico de Bucarest. Se decidieron a apoyar a los enfermos de fibrosis quística debido a que Giom tuvo un amigo en la infancia que padeció la enfermedad, y al que trató de ayudar fundando con el resto de su pandilla la organización “A Found Pour Jo” en 2005, con la que organizan desde entonces eventos para recaudar fondos para la investigación de la enfermedad.

Así, en aquel local surgió la idea de dar la oportunidad a muchos otros niños que tienen fibrosis quística de viajar, de cambiar su día a día y descubrir el mundo. En palabras de Félix “en la bici no vamos a estar solos, habrá mucha gente a nuestro lado que va a ver lo que vemos, sentir lo que sentimos y ayudarnos a subir las cuestas que el camino disponga. Cuando pedaleamos somos muchos”.

Metas

La meta de estos dos jóvenes no es únicamente llegar a Vietnam. Giom y Félix persiguen descubrir de la mano de los niños – que podrán en todo momento seguirles desde su web - el continente euroasiático: las diferentes culturas, formas de pensar, costumbres de cada pueblo… y conocer al mismo tiempo los proyectos solidarios desarrollados en los distintos países, creando una red de asociaciones, voluntariados y ONGs centradas en la enfermedad.

Los voluntarios persiguen a su vez dar a conocer la situación de los enfermos de fibrosis quística, los problemas a los que se enfrentan y los recursos con los que cuentan, así como recaudar fondos para asociaciones que luchan por la causa.

Pero sobre todo, Félix y Giom buscan recoger los sueños de los niños y de aquellas personas que encuentren en el camino, convirtiéndolos a través de canciones, fotos, dibujos, etc, en el hilo conductor del viaje.

Tras la aventura, los voluntarios mostrarán toda la información recopilada en exposiciones y visitas, y piensan también en escribir un libro describiendo sus vivencias.