El nuevo tramo, que va de Figueres (Girona) a Perpiñán (Francia), se recorre en 23 minutos a una velocidad máxima de 200 km/h. El convoy puede superar los 300 km/h, pero el tramo no es lo suficientemente largo para alcanzar dicha velocidad: 44,4 kilómetros de trayecto, que incluye un túnel de 8,2 km que pasa bajo los Pirineos. El precio, sólo ida, es de 11,70 euros.

Más cerca de Francia

Con el nuevo trayecto viajar a Francia ahora será más fácil y cómodo, aunque está claro que no será igual hacerlo desde Barcelona o Tarragona, más cercanos a Figueres, que desde puntos lejanos de la geografía española, como Málaga o Pontevedra, suponiendo un mayor gasto en tiempo y dinero, en desplazamientos y cambios de trenes pertinentes. Pero es un paso adelante.

Barcelona tendrá tren de alta velocidad directo hasta Francia en 2012

La separación de rieles entre Francia y España es diferente, razón por la cual los trenes procedentes del país vecino no pueden ir más allá de Figueres, la ciudad natal del pintor Salvador Dalí. Pero esta situación cambiará en poco tiempo. Está previsto que esa separación se iguale hacia el 2012 y la línea se prolongue hasta Barcelona, lo que supondrá un importante avance y una más optimizada comunicación con el resto de España.

Salidas todos los días

Hay salidas de trenes de Figueres a Perpiñán todos los días, a las 11.06 y 15.02 horas. Los viajeros que después quieran continuar su viaje hasta París en tren, tendrán que ir hasta a Nimes, y desde Perpiñán no hay alta velocidad, así que cogerán otro tren y atravesarán las bonitas poblaciones del litoral este francés, Narbona, Montpellier y Nimes. Aquí nuevamente tomarán un TGV hasta la capital francesa. Para más información de rutas, precios y horarios se pueden consultar las páginas webs de TGV y Renfe.

El nuevo tramo Figueres-Perpiñán ha costado 1100 millones de euros

Este nuevo tramo significa una mejora en la comunicación ferroviaria con Francia, fruto del esfuerzo común entre los dos países. Construido por un consorcio privado, que agrupó las constructoras francesa BTP Eiffage y la española ACS Dragados, el coste ha sido de 1100 millones de euros, 540 pagados por España, Francia y la Unión Europea, y el resto por la concesionaria TP Ferro, que explotará el túnel en régimen de peaje. Una inversión en tecnología de vanguardia, de la que seguirán valiéndose los próximos años, la TGV (Train à Grande Vitesse) en Francia, y Renfe y el tren de alta velocidad española (AVE), con nuevas rutas para todo el territorio español y avances en infraestructura y comunicación de vías que mejoren la calidad del servicio al viajero.

Ausencia de autoridades en el viaje inaugural

El viaje inaugural, del pasado 19 de diciembre, quedó eclipsado en parte, por la apertura el mismo día del nuevo trayecto del AVE Madrid-Valencia, que reunió a las principales autoridades del país, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía. Sólo contó con la presencia del alcalde de Figueres, Santi Vila (CiU).

Viajar en tren puede ser una interesante alternativa, es un medio muy seguro y supone al viajero, con respecto al avión, ahorrar un valioso tiempo en el desplazamiento al aeropuerto y en facturación del equipaje. Y ahora es más fácil cruzar la frontera y visitar o revisitar el bello sur francés, disfrutando antes de la no menos bella ciudad del ilustre pintor español.