Pasado el mediodía, tanto David Trezeguet como Leonardo Ponzio fueron presentados en conferencia de prensa, acompañados por el presidente de la institución, Daniel Alberto Passarella.

Tras un breve paso por el fútbol de Emiratos Árabes Unidos (estuvo en Banuyas SC), el delantero franco-argentino, de una inmensa trayactoria, se sumó a River Plate, para formar un tridente ofensivo junto a Alejandro Domínguez y Fernando Cavenaghi, según explicó Almeyda, algo impensado en un equipo que transita en la segunda categoría en importancia en el fútbol argentino.

A su vez, Leo Ponzio, vuelve a vestir la camiseta rojiblanca, luego de su paso de dos años por el fútbol español, donde se desempeñó en el Zaragoza. El mediocampista santafesino formó parte del primer equipo que consiguió el último logro riverplatense, cuando el cuadro dirigido por Diego Simeone adquirió el Torneo Clausura 2008.

Trezeguet, un delantero de alto vuelo

Si bien el jugador nacido en el Club Atlético Platense no se ha mantenido en el primer nivel en los últimos años, ya que sus actuaciones mas recientes fueron en el Hércules, de España, y en el ya mencionado conjunto emiratounidense, su carrera abunda de prestigio.

Luego de jugar una escasa cantidad de cotejos en Platense, desde su debut en 1993, el joven nacido en la ciudad francesa de Ruan fue transferido en 1995 al AS Mónaco, lugar en el cual colaboró activamente hasta el año 2000, habiendo logrado la Liga de Francia en dos oportunidades (1996/1997 y 1999/2000). Allí anotó 60 goles en 119 presencias.

Además, formó parte de la Selección de Francia que ganó la Copa del Mundo de 1998, organizada en su país, despachándose con un tanto frente a Arabia Saudita, en la primera ronda. Dos años mas tarde, hizo lo propio en la Eurocopa de 2000, llevada a cabo en Holanda y Bélgica, siendo artífice del gol de oro con el que los galos superaron a Italia en el partido definitorio. En la Euro 2004, en Portugal, no corrió con la misma suerte, ya que el campeón Grecia lo dejó en el camino en cuartos de final.

A mediados de 2000, Trezeguet fue traspasado a la Juventus, uno de los clubes mas poderosos del mundo, en donde estaría diez años, convirtiendo 171 goles en 320 matchs, logrando ser el jugador extranjero con mas festejos en la historia de La Vecchia Signora. En la entidad de Turín obtuvo el Scudetto en 2001-2002 y 2002-2003, la Supercopa de Italia en las mismas temporadas, y la recordada Serie B, en la 2006-2007.

Su etapa mundialista se completó con su participación en Japón-Corea 2002 y Alemania 2006. En la primera, su equipo, que era campeón defensor, fue uno de los grandes fracasos del certamen (junto al de la Selección Argentina), ya que solamente obtuvieron un punto, producto del empate frente a Uruguay, y las derrotas ante Senegal y Dinamarca. En la segunda, en cambio, el atacante ruanés volvería a disputar una final del mundo, esta vez frente a Italia, con derrota por penales, siendo él el único que malogró la ejecución.

Para culminar el recorrido, con el Hércules descendió en la temporada 2010/2011, jugando 31 partidos, con 12 gritos en su haber.

Ponzio, un jugador de importante trayectoria

Si bien Leonardo Ponzio no posee la misma jerarquía que Trezeguet, sin lugar a duda el centrocampista es una incorporación importante para el plantel millonario.

El jugador nacido en la localidad santafesina de Las Rosas hizo sus primeras armas en la actividad profesional en Newell´s Old Boys, de Rosario, en el año 2000, hasta dar el salto al Viejo Continente, cuando fue contratado por el Real Zaragoza.

En el equipo zaragozano jugó hasta 2007, cuando retornó a la República Argentina, para iniciar su primera etapa en River Plate. Allí sería partícipe de la obtención del Clausura 2008, y, en el certamen siguiente (Apertura 2008) terminaría en la última posición. En 2009 regresó al club español, donde estuvo hasta la reciente vuelta.

River Plate, el dream team de la Primera B Nacional

A pesar de los dolores de cabeza que le trajo el descenso a Matías Jesús Almeyda, será éste el que disfrutará del privilegio de comandar a un equipo repleto de estrellas que, si no ocurre nada impensado, volverá a la Primera División a mitad de año. Con un trío en el ataque digno para campeonar en la máxima categoría, Domínguez, Trezeguet y Cavenaghi son las principales figuras de una plantilla que además cuenta con Agustín Alayes, Jonathan Maidana y César "Maestrico" González, solamente por nombrar a algunos de los mas experimentados.