El gran atractivo de la pareja Lennon-Yoko no debe hacernos ignorar que entre 1958 y 1968 la compañera de John Lennon fue Cynthia Powell, casada con él desde 1962 y madre de su primer hijo, Julian (1963). En el 2005, Cynthia publica John, sobre su vida con el músico de Liverpool.

Lennon es uno de los grandes iconos de la cultura popular y figura clave de los Beatles. Coautor junto con Paul McCartney de unas cuantas de las canciones más tatareadas del siglo. Algunas de sus letras (Imagine, Give Peace a Chance, So this is Christmas) se han convertido en auténticos himnos, que han desbordado lo estrictamente musical.

Tras la disolución de los Beatles en 1970, Lennon tuvo una exitosa carrera en solitario. Su estética cambiante, su “orientalismo”, sus mensaje y proclamas, sus aventuras lisérgicas, o aquellos famosos bed-ins (encamamientos) ante los medios junto a Yoko en Amsterdan, forman parte de la trama cultural del siglo XX. Su temprana muerte en Nueva York en diciembre de 1980, a causa de los disparos de un demente, acabó de hacer de él una figura legendaria.

No nos olvidemos de Cynthia

¿Pero quien fue realmente John Lennon? Junto con Yoko Ono formó un tándem iconográficamente espléndido. Todos recordamos aquel clip del Imagine, el escenario blanquísimo, inmaculado: blanco el piano, blancas las ventanas que se abren (dando entrada al futuro y a la esperanza), blanco el atuendo de Yoko, todo blanco. ¿Pero qué había debajo de esa claridad y esa luz?

Yoko Ono fue su musa durante los creativos setenta. Pero no nos olvidemos de Cynthia ni de sus remembranzas, a veces no tan complacientes.

Cynthia cuenta su historia

Para los fans del de Liverpool, Cynthia ha sido un personaje secundario. Frente al atractivo de Yoko, la primera esposa de Lennon se nos aparece como algo mucho más convencional y poco interesante. Pero es una fuente imprescindible para un conocimiento más completo del músico.

En el 2005, quizá cansada de ser ninguneada, Cynthia publica un libro, titulado simplemente John. Nos cuenta con pelos y señales su vida con Lennon, desde su primer encuentro de 1958 en Liverpool, los pormenores de su matrimonio, la dolorosa separación de 1968, la actitud no siempre edificante de Lennon hacia ella y su hijo, y el tremendo impacto del asesinato en 1980.

John, de Cynthia Powell Lennon, nos ayudará a tener una visión algo más ajustada a la realidad de uno de los músicos más valiosos del siglo XX. No se trata de ningún ajuste de cuentas. No hay resentimiento, y no pocas veces es tierno el tono hacia Lennon.

La vida junto a Lennon (1958-68)

En John se trasluce la sinceridad y la mesura, pero también la necesidad de dar a conocer la herida que Lennon le causó durante los inicios de su relación con Yoko, y la forma tan poco elegante que tuvo de abandonarla. O el trato algo defectuoso de John hacia Julian, frente a su otro hijo Sean, el auténtico príncipe, nacido en 1975 fruto de la relación con Yoko.

Cynthia conoció a Lennon en 1958 en el Arts College de Liverpool, en clase de caligrafía. Lennon había ido a parar a aquella clase más que nada porque los profesores no parecían quererle en ninguna otra. Inconformista, rebelde y algo gamberro, echó enseguida el ojo a Cynthia, a la que llamaba socarronamente Miss Powell, a causa de sus orígenes middleclass. Enseguida se hicieron inseparables.

Cynthia se esconde

A lo largo de los primeros años de la década de 1960, el grupo de John, los Beatles, fue incrementando exponencialmente su popularidad. Tras las actuaciones en Hamburgo, Liverpool y otros lugares, y bajo la dirección maestra de Brian Epstein, acabaría estallando en toda Europa una enloquecida Beatlemania.

En 1962, John y Cynthia se casaron (de penalti), lo cual no fue visto con muy buenos ojos de cara a los intereses comerciales del grupo. John Lennon, como el resto de los Beatles, era adorado por las fans, y un Lennon casado y con un hijo era algo que prefería mantenerse de momento oculto. Esto llevó a que Cynthia tuviera prácticamente que esconderse de los medios.

Yoko entra en escena (1967)

Hacia 1967, Yoko Ono, una artista visual japonesa, empieza a ver con preocupante frecuencia a Lennon. Los malos rollos entre Cynthia y John empiezan a hacerse habituales. El matrimonio acabará haciendo aguas y la (destemplada) separación llega en 1968. Cynthia es "desechada". La "infatuation" de John por la sofisticada Yoko es total.

John, de Cynthia Powell, nos da claves esenciales acerca del creador de Imagine, más allá de su resplandor de mito. Los hasta ahora desconocidos detalles, a veces inquietantes, nos ayudan a humanizar a Lennon, y a hacer más compleja nuestra imagen del interesante personaje.

Artículos relacionados

Treinta años de la muerte de John Lennon