El Texas Hold’em, es una modalidad de poker muy divertida, que en los últimos años se ha difundido mucho en Europa. Los profesionales de este juego ganan muchísimo dinero, pero también jugando en niveles inferiores, se puede ganar bastante. En este artículo, se dan algunos consejos para aprender a jugar, ganar dinero y, quizás, llegar a ser un gran jugador de poker.

Los conceptos de varianza y bank-roll

La varianza, que a veces puede ser confundida con la suerte, se puede definir como la diferencia entre lo que un buen jugador espera y el resultado obtenido. Puede ser positiva o negativa. Para que la varianza influya menos y los resultados dependan más de las habilidades del jugador, hay que jugar un elevado número de torneos.

Aquí entra en juego el concepto de bank-roll. Puede parecer solo un consejo moralista, pero es fundamental que el jugador, una vez decidida la cantidad de dinero que se quiere gastar en el poker (bank-roll), juegue solo una parte mínima en cada torneo, es decir una centésima parte del bank-roll. Por ejemplo, si decide destinar 100 euros al juego del poker, el jugador deberá disputar torneos en los que el buy-in no sea superior a 1 euro. De esta manera, podrá jugar muchos torneos, abatiendo así el poder de la varianza, y, sobre todo, podrá jugar sin miedo.

Para aprender a jugar y adquirir experiencia, es posible también jugar gratis. En casi todos los sitios web de poker se pueden jugar los torneos freeroll, es decir, torneos en los que el jugador no tiene que pagar nada, teniendo de todas formas la posibilidad de ganar dinero.

Jugadores tight y jugadores loose

Existen muchos tipos de jugadores. Sin embargo, se pueden distinguir dos clases principales: los jugadores tight (los que juegan pocas manos) y los jugadores loose (los que juegan muchas manos).

Si no se posee mucha experiencia, es mejor empezar a jugar con un estilo tight, es decir, jugar pocas manos, solo cuando se tengan muy buenas cartas y mientras, observar y estudiar la manera de jugar de los adversarios, sobre todo en los primeros 3-4 niveles de juego. Hay que distinguir qué jugadores son tight y cuales loose. Contra un jugador tight hay que tener mucho cuidado, porque es probable que tenga muy buenas cartas, mientras que contra un loose se podrá arriesgar un poco más.

Es importante fijarse también en cómo juegan las manos los adversarios, cómo se comportan, por ejemplo, cuando tienen buenas cartas, si hacen un simple call o, si prefieren hacer raise, de qué entidad es su raise, si es siempre igual mismo o varía según las cartas.

Estudiando todos estos detalles, será más fácil jugar y se podrá hacer de manera “agresiva”, limitando los riesgos. En el Texas Hold’em es muy importante jugar en función de los adversarios, hay que adaptar el propio juego a la manera de jugar de los demás.

Técnicas de juego, estrategias para ganar en los torneos de poker

Cada jugador tiene sus técnicas y estrategias; de todas formas, se pueden dar algunos consejos fundamentales para los jugadores con poca experiencia:

Si en la mesa hay muchos jugadores, es mejor jugar muy pocas manos; solo cuando las cartas lo permitan (parejas altas, AK, AQ, QK), sin tener miedo de hacer un fold con cartas que pueden parecer buenas. Si se decide jugar, mejor hacerlo con un raise 2,5-3 veces mayor que la big blind, y siempre antes del flop. Muchas veces, los jugadores menos expertos, cuando, por ejemplo, tienen AA en mano, intentan maximizar el beneficio con un call o un raise muy bajo. De esta manera, se arriesgan a perder la mano; es mejor hacer un raise alto para defender nuestro punto.

Cuando el número de jugadores disminuye, hay que empezar a jugar más manos, pero siempre con “agresividad”, teniendo siempre en cuenta la posición en la mesa y el momento en que se juega. Hay que tomar el control de las manos en las que se decide apostar y no permitir que los adversarios ganen psicológicamente.

Hay que tener, siempre en cuenta, la estructura del torneo. Si, por ejemplo, en un torneo con 100 personas ganan dinero los diez primeros, y se llega a la parte final con los últimos once o doce jugadores, la estrategia dependerá de las necesidades económicas personales. En esta fase del torneo, habrá que jugar según el stack: si se es chip leader, habráque “agredir” a los stacks menores, que tendrán miedo a jugar para entrar en los primeros diez. Si se tiene un stack medio y la prioridad es ganar algo, hay que “ausentarse” completamente, y hacer fold hasta que queden 10 jugadores. Si tenemos un stack bajo, hay que jugar muy tight y las veces que se haga, se hará con un all-in.