Los verbos en inglés se dividen en tres grandes grupos:

  • verbos auxiliares: to be, to have, y to do. Se usan junto a infinitivos, gerundios y participios para formar tiempos verbales.
  • verbos auxiliares modales: can, could, may, might, must, ought to, shall, should, will y would. Se usan junto a verbos en infinitivo para expresar aspectos como permiso, probabilidad, obligación, prohibición, habilidad, condición, promesa o intención.
  • verbos "ordinarios": son aquellos que no se incluyen en los dos grupos anteriores.
Un cuarto grupo estaría formado por los verbos to need, to dare y used, llamados en algunas gramáticas verbos semi-modales, e incluidos en otras dentro del grupo de los verbos auxiliares modales.

Vamos a centrarnos aquí en los auxiliares modales, cuyo frecuente uso hace imprescindible su dominio para estudiantes de lengua inglesa de todos los niveles.

Características comunes

Los verbos modales presentan una serie de rasgos distintivos comunes a todos ellos:

  • van seguidos por un verbo en infinitivo sin to: I can speak English.
  • todas las personas tienen la misma forma, no se les añade -s para la tercera persona del singular: He can speak English.
  • no necesitan del auxiliar do para formar la negativa ni la interrogativa: I can´t speak English.
  • son verbos defectivos, no pueden expresar todos los tiempos.
  • no se pueden usar como infinitivos.

Qué expresan

  • Probabilidad: cuando queremos expresar cómo de probable es que algo suceda. Se usan varios modales para expresar este aspecto y son los siguientes (de más a menos probable): will, must, should, may, might, could.
  • Permiso: para pedir permiso para hacer algo o para expresar si se tiene o no se tiene permiso para hacer algo. Usamos may, might, can y could: Can I go to the toilet?.
  • Obligación y prohibición: cuando expresamos algo que debemos hacer o que se nos obliga a hacer ante lo cual no tenemos elección usamos must: You must study hard. Del mismo modo usamos mustn´t cuando queremos expresar una prohibición, algo que no podemos hacer: You mustn´t drink or eat in the library. Ought to y should expresan una obligación que podemos cumplir o no, es más bien un consejo: You shouldn´t smoke.
  • Habilidad: cuando expresamos la capacidad de alguien para hacer algo, usamos el modal can, y su forma de pasado could: I can speak French (Sé/Puedo hablar francés).
  • Condición: cuando decimos que una determinada acción depende de otra para poder ser llevada a cabo. En este sentido usamos would, should, ought to, could y might: If I won the lottery I would buy a big house by the sea.
  • Suposiciones: cuando expresamos lo que pensamos que puede ser la realidad sobre determinados hechos. Usamos must, may, might, will y should dependiendo de la información que tengamos y de lo seguros que estemos de lo que estamos afirmando: Tom will come by train (Estoy seguro/-a de lo que digo porque Tom me lo ha dicho); Tom may come by train (Pero no estoy seguro/-a, también podría venir en coche, autobús).
La elección de uno u otro modal a la hora de expresar alguno de los aspectos mencionados anteriormente depende en muchos casos de una visión subjetiva del hablante, así como del uso más o menos formal de la lengua. En todo caso, el uso de los verbos auxiliares modales en inglés suele resultar bastante sencillo para estudiantes de inglés, ya que no deben preocuparse de la distinción de la tercera persona del singular del presente añadiendo -s, ni de colocar auxiliares de presente y pasado para la negativa y la interrogativa, uno de los usos que más cuesta a los que pretenden entender la lengua de Shakespeare.