Esta es una receta vegetariana de curry, entendiendo el vocablo como se usa en los países anglosajones, es decir, para referirse a un plato especiado, con salsa, que suele acompañarse con arroz y pan indio como el chapati o el naan.

Comida para tiempos de crisis

El ingrediente principal de este platillo son los garbanzos, un excelente alimento para tiempos de crisis, ya que son muy económicos y tienen un buen equilibrio nutricional. Los hidratos de carbono que aportan son de absorción lenta, por este motivo son una fuente de energía magnífica que nos mantendrá activos y sin hambre durante mucho tiempo.

Por otra parte, los garbanzos tienen una buena cantidad de componentes fortalecedores del sistema nervioso y muscular: fósforo, magnesio y vitaminas B1, B2, B3 y B9. Esto los convierte en buenos aliados para superar etapas de estrés y preocupaciones.

Propiedades de los garbanzos

Dentro de las legumbres, los garbanzos destacan por su contenido en lecitina, una grasa que ayuda al organismo a expulsar el colesterol. Son ricos en fibra, por tanto indicados para prevenir y tratar el estreñimiento, y tienen una buena concentración de calcio.

Son ligeramente diuréticos, ya que tienen bastante más potasio que sodio: 100 grde garbanzos tienen 335 mg de potasio y solo 6 mg de sodio. Estas proporciones favorecen la eliminación de líquidos.

Contienen pocas grasas saturadas y pueden ayudar a regular el colesterol siempre que no se combinen con otros alimentos que lo aumenten.

¿Los garbanzos son indigestos?

Mucha gente evita comer garbanzos por considerarlos pesados o porque provocan flatulencias. Si bien es verdad que suelen provocar gases, la fama de indigestos se debe más al tipo de ingredientes con el que suelen acompañarse: grasas, repollo, embutidos, hacen que el garbanzo se vuelva de difícil digestión.

Para evitar las flatulencias, hay dos trucos fundamentales: por una parte romper la piel tras su cocción y, por otra, emplear especias carminativas, es decir, que ayuden a eliminar gases y prevengan los cólicos. En este sentido, tanto la cocina árabe como la india han sabido preparar los garbanzos de manera que las pieles queden rotas y aprovechando las propiedades de especias como el comino, el cilantro y la hierbabuena. Estas tres especias se usan en la receta que se presenta a continuación. La cayena o el chile en polvo, además, facilitan la digestión. Sin embargo, si se desea hacer esta receta sin ningún picante, simplemente omita la cayena, quedará igualmente especiada y rica.

La receta

Ingredientes para 4 personas

  • 800 g de garbanzos cocidos escurridos
  • 1 taza de tomate molido natural
  • 2 tomates
  • 1 cebolla grande
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de hierbabuena picada
  • 1/2 taza de agua caliente
  • 1 cucharadita de cada uno de los siguientes ingredientes:
  • sal
  • cayena molida (o chile en polvo)
  • pimentón dulce
  • comino molido
  • semillas de cilantro molidas
  • curry
Preparación

Se pica la cebolla en juliana y se pone en el aceite en una cacerola hasta que esté suave. Se agregan las especias secas, la sal y los dos tomates, que se habrán cortado en cuadraditos previamente. Se sofríe todo un minuto y se agregan los garbanzos, el tomate molido, la hierbabuena cortada finita y el agua.

Se deja hervir todo durante unos 20 minutos a fuego lento, removiendo de vez en cuando y controlando la cantidad de líquido para que los garbanzos no se quemen. Puede ser necesario agregar un poco de agua en caso de que se haya consumido toda y los garbanzos no estén aún en el punto de deshacerse al aplastarlos suavemente con una cuchara.

Cuando los garbanzos se aplasten fácilmente con una cuchara, se machacarán unos cuantos y se irá removiendo para que el plato tenga tanto garbanzos enteros como una salsa consistente. Tapar y dejar reposar 5 minutos. Luego está listo para servir.

Se puede decorar con unas hojitas de hierbabuena.

Este plato se puede acompañar con arroz basmati al vapor.