La misión, llamada Mars Science Laboratory, fue lanzada desde Cabo Cañaveral, en Florida, el pasado 26 de noviembre de 2011 a través de un cohete Atlas V541 y después de un viaje de 565 millones de kilómetros se dispone a llegar a Marte.

El aterrizaje en Marte

El robot de la NASA, llegará a Marte sobre las 7:30 de la mañana, hora española, del día 6 de agosto de 2012. Atravesará la atmósfera del planeta rojo a una velocidad de 20.000 kilómetros por hora. La reducción de la velocidad se realizará con la ayuda de varios cohetes y un gran paracaídas. Esta maniobra conlleva una gran complejidad y ha sido denominada como “los siete minutos del terror” tiempo máximo para realizar el aterrizaje. El Curiosity descenderá con la ayuda de un módulo llamado Sky crane, una especie de grúa que posará sobre la superficie al vehículo con la ayuda de varios cables, gracias a la cual no será necesario utilizar bolsas de aire, como en casos anteriores.

El peso de Curiosity hace que la maniobra de aterrizaje sea más difícil que las que se han realizado hasta ahora, y que se tenga que hacer de manera distinta. Es por ello muy importante que salga bien, ya que esto permitiría, en el futuro, poder enviar objetos más pesados a Marte, factor muy importante para las misiones tripuladas.

John M. Grunsfeld, director científico de la misión ha declarado que "El descenso del Curiosity es la misión robótica más complicada jamás intentada por la NASA en la historia de exploración de Marte o en cualquier otra exploración"

El robot Curiosity

El origen del nombre del robot, Curiosity, es decir curiosidad en castellano, se debe a que gracias a él, se intentarán resolver muchas de las dudas existentes con respecto a este planeta. El objetivo de la misión es tratar de averiguar si alguna vez ha existido vida microbiana o ha habido condiciones favorables para que se pueda desarrollar vida en Marte y estudiar su clima y geología. Todos estos datos son muy relevantes para futuras misiones tripuladas.

Curiosity es un vehículo de seis ruedas. Cada una ellas cuenta con un motor de propulsión y las ruedas delanteras y las traseras también tienen un motor de dirección, lo que le permite poder hacer giros de 360 grados. Con una tonelada de peso es mucho más pesado que sus predecesores Spirit, Opportunity y Sojourner.

Cuenta con diez instrumentos científicos de precisión para examinar las rocas, el suelo y la atmósfera. Tiene una batería de plutonio que le permitirá autonomía suficiente para poder trabajar el tiempo necesario y no depender de la luz solar.

Aterrizará a los pies de una montaña, cerca del cráter Gale, que tiene un diámetro de 154 Kilómetros.

La misión Mars Science Laboratory es un proyecto principalmente estadounidense, pero cuenta con la colaboración de España, Francia, Canadá y Rusia.