En los últimos años, la Real Academia Española ha incorporado al léxico oficial muchos vocablos de origen extranjero, que fueron penetrando en nuestro idioma, primero como “intrusos lingüísticos” y, posteriormente, como términos que comenzaron a ocupar no sólo el lugar de palabras del castellano, sino como voces que pasaron a formar parte del vocabulario cotidiano.

Extranjerismos castellanizados

En muchos casos se los ha incorporado con la grafía de su lengua original; en otros, se los ha adaptado a las normas que rigen en español.

  • Bulevar (boulevard).
  • Capó (capot).
  • Carné (carnet).
  • Chantillí (chantilly).
  • Espagueti (spaghetti).
  • Gasóleo (gas-oil).
  • Nailon (nylon).
  • Restaurante, restorán (restaurant).
  • Tique (ticket).

El plural de las palabras compuestas: ejemplos

Una de las dificultades que presentan las palabras compuestas es la formación de su plural, debido a que no todas siguen las mismas reglas.

Regla número 1: la mayoría de las palabras compuestas pluraliza sólo el segundo elemento:

  • Antesala = antesalas.
Regla número 2: algunas compuestas pluralizan los dos elementos:

  • Mediacaña = mediascañas.
Regla número 3: unas pocas pluralizan el primer elemento:

  • Quienquiera = quienesquiera.
Regla número 4: hay muchas que permanecen invariables:

a) Las que ya tienen el segundo elemento en plural:

  • El escarbadientes = los escarbadientes.
  • El lavarropas = los lavarropas.
  • El cumpleaños = los cumpleaños.
b) Las que terminan en verbo

  • El hazmerreír = los hazmerreír
En esta regla, pueden considerarse excepciones:

  • El vaivén = los vaivenes
  • El porvenir = los porvenires

Curiosidades de los sustantivos: géneros dudosos

Los sustantivos pueden ser masculinos (lo, los), femeninos (la, las), de género común o ambiguo.

Los de género común son los que permanecen invariables, cambiando sólo el artículo que les antecede.

Los ambiguos pueden ser usados como femenino o masculino, en algunos casos cambiando totalmente el sentido.

Sustantivos masculinos

  • Apocalipsis.
  • Biquini.
  • Caparazón.
  • Pus.
  • Tortícolis.
Sustantivos femeninos

  • Álgebra.
  • Asma.
  • Caries.
  • Coliflor.
  • Hambre.
Sustantivos comunes

  • Cómplice.
  • Florista.
  • Guía.
  • Publicista.
  • Testigo.
Sustantivos ambiguos

  • Armazón.
  • Cólera.
  • Lente.
  • herpes.
  • Tilde.

Palabras históricas de la lengua española

Es uno de los temas que constituye un motivo de “curiosidad idiomática”. Su origen puede ser el nombre o apellido de un personaje famoso o desconocido, el de una localidad, el de un hecho o una batalla.

El uso las ha incorporado al vocabulario general en forma de sustantivos, verbos o adjetivos y, generalmente, se las utiliza sin saber realmente cuál es su procedencia.

  • Academia: está tomada del nombre de Academus, que era el dueño del jardín donde Platón daba sus clases.
  • Boicot: la “acción de boicotear” tomó su nombre del comerciante irlandés Thomas Boycott, que fue el primero a quien le aplicaron esa medida.
  • Linchar: es un verbo que describe la “acción de castigar con la muerte, sin proceso y tumultuosamente a un sospechoso o a un reo”. Su creador fue William Lynch, en 1780 en la ciudad de Virginia, Estados Unidos. Según cuenta el escritor Edgar Allan Poe, en un editorial de 1836, la víctima era maniatada, con una soga al cuello y montada sobre un caballo que, cuando se movía para ir en busca de agua o alimento, provocaba la muerte del condenado.
  • Maratón: el nombre de esta competencia deportiva proviene de la batalla de Marathón, aldea de Ática, situada a 42 km de Atenas, donde los griegos obtuvieron una gran victoria sobre los persas. Cuenta la tradición, que llevó la noticia a Atenas un soldado que hizo corriendo el trayecto y murió de fatiga al llegar.
  • Sándwich: su origen se remonta al año 1762, durante una de las grandes partidas de naipes llevadas a cabo en la residencia de John Montagu, duque de Sandwich, quien estaba tan apasionado por su juego, que ni siquiera quería interrumpirlo para comer. Así fue que pidió a sus criados que prepararan rodajas de pan con algo de carne fría en su interior, para así poder continuar jugando.
  • Sodomita: está tomado del nombre de la ciudad bíblica de Sodoma, cuyos habitantes se daban a los placeres y los vicios de una manera desmedida, en particular, a la sodomía, que es la “práctica sexual consistente en la penetración anal”.
Hoy las palabras se usan con despreocupación y costumbre, aunque cada una de ellas arrastre consigo una historia de evoluciones y variados contactos culturales. Y esa costumbre hace que, muchas veces, los hablantes pierdan la capacidad de asombro ante las curiosidades de la lengua española.