Tener un cabello rizado brillante y suave resulta muy atractivo visualmente, otorga suavidad a la cara y da un aire más juvenil, sin embargo, este tipo de pelo por lo general es seco y quebradizo.

Según la web Salud y medicinas las glándulas sebáceas del cabello rizado no producen suficiente grasa para protegerlo del todo puesto que requiere el doble que una melena lisa, además, las escamas de la cutícula de este pelo tienden a estar abiertas, lo que produce un tacto rugoso que no refleja la luz. Todo esto hace que los rizos tiendan a ser secos, quebradizos y se enreden mucho.

Cuidados para el cabello rizado

Los rizos es mejor no peinarlos en el día a día para que mantengan su onda, exceptuando antes del lavado a fin de extender la grasa que se produce en el cuero cabelludo y las raíces al resto del pelo. Luego, es recomendable usar un champú especial para este tipo de cabellera, por ejemplo, el de la línea Oléo curl de Kerastase, aunque un poco costoso, produce efectos inmediatos sobre los bucles.

Después, si el cabello en cuestión es muy seco es mejor emplear directamente mascarillas en vez de enjuague o acondicionador; nuevamente, la de Kerastase especial para cabellos resecos es excelente. También la crema especial para rizos Herbal Essences de Clairol deja una onda muy definida e hidratada.

En este sentido, no se recomienda lavar a diario este cabello ya que se resecará más, hacerlo si es posible 2 veces a la semana. Luego del lavado, se aconseja utilizar algún tipo de crema específica de las que se dejan, por ejemplo, la crema de peinado de Garnier de la línea Hidrarizos define el bucle y hace que no se esponje.

Trucos para hidratar el cabello rizado

Además del lavado y las mascarillas, existen numerosos productos naturales, que usados de manera individual o mezclados, mejoran mucho la apariencia y textura del pelo rizado.

Una de ellos es el aceite de oliva, que se debe aplicar una vez a la semana o cada 15 días, dependiendo de lo reseco que esté el cabello, antes de lavarlo y durante un rato, mientras más tiempo mejor, y si es posible, con una toalla caliente o un gorro de baño, ya que la humedad hace que el aceite penetre mejor. Este tratamiento otorga hidratación y brillo al pelo.

Asimismo, chicas como María Alejandra recomiendan poner un poco de vinagre en el champú para que la cutícula del cabello se cierre y de brillo. También emplea el aceite de argán después de lavarse el pelo puesto que “aparte de nutrirlo hace que crezca rápido”. Algunas personas en cambio lo usan antes de asearlo de la misma forma que el aceite de oliva.

Mascarillas naturales

De la misma manera se pueden aplicar mascarillas elaboradas con ingredientes naturales que resultan muy beneficiosas. Una de ellas está compuesta por la pulpa de una penca mediana o grande de aloe vera o sábila, licuada con un poco de aceite de oliva; esta mezcla se coloca en el pelo durante 1 hora o más si se tiene tiempo, luego lavar abundantemente para que no queden restos. Se aplica cada 15 días o una vez al mes.

Otra crema capilar consiste en mezclar un aguacate muy maduro, aceite de oliva y un huevo. El olor no es muy agradable y hay que lavar luego muy bien el pelo, pero la grasa y las proteínas de esta mascarilla le darán mucho brillo.

No obstante, en el mercado hay muchísimos productos para el cabello rizado y existe una gran cantidad de remedios naturales para mejorar la apariencia de los rizos, al final lo mejor es ir probando diferentes opciones hasta encontrar los productos e ingredientes que mejor se adapten a cada persona.