La piel grasa se asocia comúnmente a la juventud o adolescencia, pero lo cierto es que afecta a mujeres y hombres de todas las edades. Si bien es cierto, que a partir de la menopausia de la mujer se suelen reducir los problemas derivados de ella, y con la edad sus efectos se suelen atenuar.

¿Por qué se tiene la piel grasa?

La piel grasa se produce básicamente por un exceso de sebo que al obstruir los poros, produce lesiones como el acné. Es una piel que puede resultar a simple vista antiestética por sus brillos e imperfecciones, pero también tiene una ventaja importante: suele ser más resistente a los cambios de temperatura, excepto si es de tipo sensible, y envejece con más lentitud que las pieles secas o normales.

Productos indispensables para la piel grasa

Para cuidar y mantener la piel grasa y evitar que se produzca más sebo, es importante seguir unos pasos y utilizar unos productos específicos para este tipo de piel.

Los siguientes son una serie de consejos para mejorar el aspecto del cutis:

  • Utilizar limpiadores sin jabón. Este tipo de productos son geles que carecen de detergentes e ingredientes que puedan agredir la piel.
  • Secar la piel cuidadosamente. Preferiblemente con una toalla suave y no frotar la piel, ya que puede producir más grasa o lesiones.
  • Utilizar mascarilla exfoliante. Utilizarla una o dos veces por semana. En el mercado hay diversos productos de este tipo, pero los más recomendables son los que llevan arcilla verde o blanca y entre más suaves mejor.
  • Usar hidratantes oil-free. Este tipo de cremas libres de grasa, logran mantener la piel hidratada a la vez que perfeccionan la piel y la matifican.
  • Maquillaje para piel grasa. Si bien es cierto que hay muchos productos que prometen ser específicos para cutis grasos, lo cierto es que muchos contienen ingredientes que enfatizan las imperfecciones. Lo ideal son los polvos minerales, aplicados con brocha, que puede que no dejen un efecto tan logrado como otras bases de maquillaje, pero tienen la gran ventaja de que no obstruyen los poros ni producen más sebo. También hay productos dirigidos a estas pieles como pueden ser las hidratantes con color de marcas como Ávene o La Roche Posay.

La alimentación en el cuidado de la piel

Una correcta alimentación, como en otras áreas de la salud, juega un importante papel para lograr una piel bonita y cuidada.

Hay una infinidad de alimentos que son nefastos para el aspecto y salud de la piel grasa. Producen más sebo y acentúan sus problemas.

Aquí nombramos algunos de ellos:

  • Los fritos y las grasas saturadas.
  • Embutidos. Los picantes no ayudan para nada a que la piel tenga un buen aspecto, ejemplos: el salami, el chorizo, el fuet.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Tabaco.
  • Algunos refrescos.
  • La leche entera y quesos muy curados.
  • No abusar en el consumo de huevos.
No se trata de no tomar estos alimentos, sino de racionar su ingesta y no abusar de ellos. Es un hecho que estos alimentos producen más problemas en la piel como grasa y acné.

Cuidados de la piel bajo el sol

Lo más recomendable para las personas con el cutis graso al tomar el sol, es usar una crema con FPS alto y específico para piel grasa o grasa sensible.

El sol, al contrario de lo que se pueda pensar, tiene un efecto "rebote" y produce más acné o lesiones en la piel a la larga. Además de envejecer la piel prematuramente o producir manchas.

Así que al ir a la playa o tomar el sol, lo ideal es utilizar sombrero, crema con FPS alto y gafas de sol a ser posible.

Estos son algunos consejos que los dermatólogos suelen recomendar a sus pacientes. Pero no hay que olvidar que si el problema que nos afecta es grave o importante siempre hay que acudir a un especialista para que nos ponga un tratamiento adecuado y personalizado.