Disponer de una piel sana y atractiva exige el cumplimiento de algunas sencillas normas: limpieza, dieta equilibrada, sueño, ejercicio y buena regulación del tránsito intestinal.

Con un uso correcto de los productos cosméticos, aplicándoles de forma adecuada y buenos hábitos de salud como no fumar, protegerse del sol, etc., se puede lograr tener una piel cuidada y bonita.

Tips para cuidar la piel

Para cuidar de la piel debemos conocer su estructura, cuidados elementales y qué tipos de pieles hay, de esta manera evitaremos en lo posible el envejecimiento prematuro y posibles problemas dermatológicos.

Nuestro organismo expele numerosas sustancias de desecho a través de la piel, y que quedan depositadas sobre la misma, por eso su limpieza es primordial. Las partículas de polvo, la contaminación, el tabaco... contribuyen a castigar y estropear nuestra piel.

Cuidar la piel con la limpieza, la alimentación sana y el ejercicio

La mejor ayuda que podemos proporcionar a nuestra piel es una limpieza suave mediante las sustancias activas adecuadas a cada tipo de piel. También una alimentación sana y equilibrada mejorará el aspecto y el estado general de la piel, y beber agua en abundancia, limpiará de toxinas el organismo.

Una mala eliminación de toxinas debido al estreñimiento suele manifestarse en un color cobrizo con ojeras y manchas en la piel. Mantener un ritmo de evacuación regular nos ayudará en la obtención de una piel sana y atractiva.

En relación con el ejercicio, lo mejor es realizar un deporte que nos guste y para el que estemos capacitados. El ejercicio va a favorecer la circulación y la oxigenación de nuestra piel, y lo realizaremos siempre que nos sea posible al aire libre y que no nos suponga un esfuerzo excesivo.

Otro factor a tener en cuenta, para favorecer a la piel, es acerca del sueño, se precisa dormir lo suficiente, para levantarse con la sensación de un completo descanso. Las horas de sueño necesarias varía de una persona a otra. Cada uno de nosotros debemos conocer nuestras propias necesidades en cuanto al sueño.

Cuidados para la piel del hombre: ayuda adicional a su piel

Aunque la mayoría de los cuidados de la piel son igual para hombres que para mujeres, sin embargo estos necesitan una ayuda adicional para proteger su cutis de la agresión que supone el afeitado diario.

El afeitado no debe atacar a la piel más de lo que ya de por sí supone su rasurado. Afeitarse al levantarse por la mañana, es la mejor manera de hacerlo, cuando los músculos faciales y la piel se encuentran completamente relajados y en condiciones óptimas para que la piel sea enjabonada.

Al final del rasurado, es conveniente aplicar un masaje facial con una buena loción para la piel, de esta manera esta quedara fresca, suave y relajada.

Loción casera para la piel del hombre de salvia y romero

Para elaborar esta loción casera, se necesitan unos 20 gramos de salvia y otros 20 de romero, vinagre y una taza de extracto de avellano.

En una taza de vinagre se ponen el romero y la salvia. Se deja macerar durante aproximadamente una semana. Pasado este tiempo se filtra la infusión y se le añade el extracto de avellano.

La piel del niño necesita cuidados especiales

La piel del niño, al ser más fina, es más delicada que la piel de los adultos y, debido a esto, está más sensible y más débil. Las funciones de intercambio de la piel del niño con el exterior se estimulan más que en la piel del adulto, el equilibrio de su piel es muy inestable, por lo que hay que protegerla con especial cautela y preservarla con una higiene escrupulosa.

Es importante no aplicar cualquier ungüento o pomadas a la piel del niño, ante la duda, lo mejor es consultar con un especialista.

Cuidado de la piel del niño: un aceite de baño con receta casera

Este aceite de baño para la piel del niño, se prepara con tres zanahorias de tamaño medio ralladas, y se las macera con unos 100 ml de aceite de soja y otros 25 de aceite de almendras. Una vez listo, se separan aproximadamente 90 ml de este preparado, entonces se añaden 20 ml de Tween 80 y entre 5 o 7 gotas de aceite esencial de melisa.

Este aceite de baño casero para el baño del niño, debe agitarse bien antes de usarse.

Cómo cuidar la piel para tener una piel sana y bonita a lo largo de la vida

Como conclusión, tener una piel bonita y saludable en la madurez, es el resultado de los buenos y acertados cuidados que hayamos aplicado en ella a lo largo de toda nuestra vida, desde la infancia hasta la juventud.

No hay que olvidar la limpieza, la hidratación, la nutrición y mucha prudencia al tomar el sol, protegiéndonos de forma adecuada frente a las radiaciones solares, además de seguir hábitos saludables y un uso adecuado de los cosméticos.

Si le gusta el artículo, puede usar el feedback para compartir en Twtter, Google+1 o Facebook.