La vida en sí abarca un gran misterio, que es su mismo propósito y está conformada de pequeños misterios que están fuera del entendimiento de los seres humanos y por ende hay teorías y especulaciones sobre ellos.

Nadie sabe a ciencia cierta lo que ocurre después de la muerte de un ser vivo, sin embargo suelen haber pautas que hacen pensar que existe algo más allá, donde no hay necesidad de un cuerpo físico y por ende no existen ningunas de las leyes físicas que rigen al mundo terrenal.

Así como hay personas que afirman que han vivido experiencias tétricas y han tenido encuentros cercanos con entidades energéticas, están quienes desmienten este asunto, afirmando que podría tratarse de falacias o tratando de encontrar la lógica a cada cosa ocurrida.

Ya han existido muchas cosas a las cuales se les puede atribuir una causa lógica que puede ser entendida por las personas, pero aún existen muchos misterios y teorías que no han sido resueltos y que tampoco son inventos o leyendas.

Existe una serie de causas lógicas, que aun así no pueden ser utilizadas para todos los casos, pero que han logrado despejar un poco las dudas y ayudado a las personas a ver las cosas en función de la lógica antes de verlas en función de lo paranormal.

Manifestaciones visuales

Siempre se ha escuchado sobre esas apariciones de familiares fallecidos o de personas que jamás se habían visto antes, visiones que suelen durar de 1 a 2 segundos y que normalmente no son imágenes claras.

Esto es atribuido a que el cerebro guarda las imágenes de las personas ya sean las más conocidas y queridas o personas vistas por casualidad y que son olvidadas en el mismo instante. Lo que indica que se trata de una reproyección de esa imagen almacenada la que se logra visualizar, pareciendo que se encuentra en una parte o que está haciendo algo en particular.

La tristeza por la pérdida de un ser querido y el enorme deseo por estar con él también pueden lograr que el cerebro cree un estado emocional de consuelo en el cual se ve lo que se desea ver.

Con respecto a las fotografías y videos en donde suele salir la imagen de alguna persona, se dice que es a causa de fallas o alteraciones fotográficas, efectos a contra luz e incluso suciedad y partículas en el ambiente o en la lente de la cámara.

Manifestaciones auditivas

Las voces y ruidos provenientes de ninguna parte, gritos de dolor o cualquier otro sonido relacionado con lo paranormal también tienen causas lógicas según aquellos que investigan las sicofonías.

Desde el punto de vista lógico, el hecho de escuchar voces y ruidos en un sitio es a causa del desprendimiento de estos sonidos que estaban impregnados en las paredes y que salen al espacio. Es por eso que en el Coliseo Romano, que es una edificación rústica se escuchan rugidos de leones y gritos de dolor, que lo que hacen es cambiar de lugar en el Coliseo en lugar de salir al espacio.

Con respecto a la sicofonías, estas voces que logran ser escuchadas en menor volumen durante las grabaciones son atribuidas a voces de los alrededores e incluso a ruidos que se desprenden del medio y son grabados en bajas frecuencias y parecen provenir del más allá.

La lógica de lo paranormal

El razonamiento lógico también contrapone el hecho de que si el alma es lo único que queda después de la muerte, no podrían los espíritus manifestarse con vestimenta o con forma física, ya que la energía no posee forma ni características o rasgos físicos.

Incluso las cosas que implican el movimiento por sí solo de objetos en presencia de personas, podría estar relacionado con alguna capacidad mental de uno de los presentes en el momento.

El sentir una presencia detrás de uno, es explicado por un estado de alteración metal que provoca un escalofrío que libera energía, lo cual hace parecer que hay alguien más cerca.

El sentir golpes, ataques violentos, abrazos, manos y demás cosas cuando una persona se dispone reposar, suele ser un estado del sueño donde el cuerpo duerme y el cerebro trabaja (dormitar) y es una especie de sueño mientras se está despierto. Otras veces suele ser un estado inconsciente donde pueden existir autoagresiones involuntarias de la persona que descansa, por lo cual quedan indicios de los golpes como moretones o rasguños.

Las pesadillas pueden parecer muy reales, por lo que hay que tratar en lo posible distinguirlas de la vida real.

Aunque se han desmentido muchos casos, aún existen algunos donde la explicación lógica no ha sido encontrada y el misterio continúa.