El cuidado y protección del motor es una de las cosas más importantes a tener en cuenta cuando se tiene un vehículo. La lubricación del motor es uno de los puntos más significativos para este cuidado y para eso hay dos elementos claves que juegan un rol muy importante.

Por un lado tenemos el aceite y por el otro el filtro. El primero es uno de los aditivos clave que lleva el motor, que hace conservarlo aún más, limitar el desgaste de las piezas cuando el motor está en movimiento y otras funciones como la disminución de los rozamientos. Por otra parte la función del filtro es retener las impurezas que flotan en el aceite, evitando que pasen hacia el motor y se adhieran al mismo.

Distintos tipos de aceite según el tipo de vehículo

Los tipos de aceite varían según el motor que poseen los vehículos. Si el coche funciona a nafta, utiliza un tipo de aceite diferente de si es a gas o diesel. También hay que tener en cuenta el tipo de uso que se le da al auto y el clima en el que se lo utiliza. Todas estas variables modifican la vida útil del aceite, ya que no es lo mismo si el coche es utilizado en ciudad, ruta o en el campo. Todo esto debe tenerse presente a la hora de realizar un cambio de aceite o filtro.

Por eso mismo la elección del aceite y el cuidado de éste son relevantes para un auto. Lo ideal para saber qué nivel de aceite tiene el vehículo es revisarlo cada 15 días o cada 1.000 kilómetros. Si lleva aceite sintético hay que renovarlo todos los años, junto al filtro, o cada 15.000 kilómetros. Los vehículos que usan aceite semisintético deben cambiarlo todos los años o también cada 10.000 kilómetros. Y si los autos usan aceite mineral hay que cambiarlos también todos los años o cada 5.000 kilómetros.

Función del aceite del auto

El aceite es el fluido esencial para evitar el desgaste de los elementos internos del bloque motor. De su limpieza y calidad dependen el estado y el rendimiento del motor. Por tanto su limpieza y grado de viscosidad es importantísima.

Es fundamental, preservar tanto su grado de viscosidad (índice SAE), como su calidad. No es recomendable abaratar costos con la utilización de otro aceite con distintas características técnicas pues en este caso lo barato, a la larga, puede salir caro.

Se podrá pasar el límite de los kilómetros a la hora de realizar algún cambio, pero siempre debe tenerse presente que revisar el aceite no está de más y protegerá al auto de cualquier contratiempo.

Función del filtro de aceite del auto

Los cambios de aceite a menudo se ven acompañados por un cambio a la vez en el filtro de aceite.

El filtro tiene la misión de retener las partículas metálicas que de la continua fricción de las piezas del motor entre sí van apareciendo. De ahí que, de cada dos cambios de aceite se produzca uno del filtro.

Una bomba de aceite permite que el lubricante fluya a través del motor, durante este proceso el aceite también pasa a través del filtro de aceite. El filtro de aceite entonces hace su trabajo de proteger el motor al retener grandes partículas suspendidas en el aceite para que no sigan circulando por el motor.

Para evitar inconvenientes es recomendable utilizar repuestos originales y recomendados por el fabricante.

El cambio frecuente del aceite y el filtro de aceite está vinculado a la vida útil del motor del coche, ya que una gran performance del auto no puede ser alcanzada si todas sus partes no trabajan coordinadamente.