Los religiosos franciscanos fueron quienes más promovieron este tipo de monumentos, aunque también existen algunas cruces en conventos agustinos y dominicos. En Europa existían cruces en los caminos, calles y plazas. En la Nueva España se colocaban principalmente en los atrios y además de su función religiosa servían para señalar el centro de la localidad.

Las órdenes mendicantes tenían como punto básico de su reflexión la filosofía de la cruz, que se centraba en el amor que tuvo Jesucristo para los seres humanos. Santo Tomás de Aquino decía que en la cruz se encontraban todas las virtudes que debía de adquirir la gente para lograr su salvación.

Las funciones de las cruces atriales

Los frailes colocaban las cruces atriales con la intención de que fueran libros en piedra, que por medio de imágenes pudieran evangelizar a los indígenas, mostrando incluso detalles sobre la Pasión de Cristo. La fuente principal se encuentra en la biblia, en específico en los evangelios; aunque a veces existen algunas ideas sobre la historia de la región en donde estaban. Las cruces también les servían a los religiosos para realizar sus meditaciones.

Las cruces atriales más famosas se encuentran las de: Cuautitlán, Belén, San José de Milla, Tecoloapan, Tlalnepantla, San Bartolo Naucalpan, Tepotzotlán, Atoyac, Acolman, Tepeapulco, Jilotepec, Tajimaroa Tepeyac, Tizayuca, Huichapan, Tecamac, Tultitlán, Melchor Ocampo, entre otras.

Metodología para el estudio iconográfico de las cruces atriales

En primer lugar se debe localizar la cruz atrial, la realización de un mapa o croquis puede ser de gran utilidad. Se tiene que efectuar una revisión general de la cruz, anotar su estado de conservación, tomar fotografías o realizar su dibujo con todos sus detalles. Posteriormente se analiza símbolo por símbolo, tratando de identificarlo y en una ficha anotar la fuente documental en que se basa. Encontrar el sentido de lectura, si es que existe o concluir que no se dio un orden cronológico, temático o simbólico.

Cuando se estudian varias cruces es importante realizar su estudio comparativo, que ayuda a la realización de tipologías y establecer símbolos recurrentes o característicos. La parte última, pero a la vez la más importante es rescatar el mensaje que en su conjunto se deseaba transmitir mediante la cruz atrial.

La Cruz de Belén, en Tultitlán

Para dar un ejemplo de la aplicación de la metodología se efectuó el estudio de la cruz de Belén en Tultitlán, es de manufactura indígena, que parece un códice en piedra. Sus extremos están rematados por adornos fitomorfos. En su parte superior se encuentra la cartela con la inscripción INRI. En el crucero en ambos brazos hay unos chimallis o escudos, posteriormente hay dos rostros de perfil, a los lados tienen una mano y una vírgula. En el centro de la cruz hay una corona de espinas, en la parte baja está un gallo, una columna, los hisopos chorreando vinagre, una palma y unos cordones. En el lado norte de la cruz está la imagen de una escalera; mientras que del lado sur están las pinzas, el martillo, un xiquipilli o bolsa y una jarra.

En el frente está representada la palma símbolo de los mártires y del triunfo. Cristo fue recibido triunfante el domingo de ramos, llamado así porque la gente agitaba hojas de palma La bolsa contenía las monedas que le dieron a Judas Iscariote. El gallo representa la negación de san Pedro. Los rostros de perfil, las manos y las vírgulas representan a las personas que abofetearon e insultaron a Jesús. La columna recuerda que Cristo fue atado a una de ellas y recibió duro castigo. La corona de espinas le fue puesta a Cristo y los teólogos consideran que fue para que se perdonaran los pecados por malos pensamientos que tienen los seres humanos. A la vez los religiosos se tonsuraban para recordar la corona de espinas. La jarra la utilizó Poncio Pilato para lavarse las manos. La cruz es el símbolo de vida. La cartela INRI, significa Jesús el rey de los judíos.

Los clavos y el martillo fue con lo que se crucificó a Jesús. Los chalchihuis representaban en el mundo mesoamericano lo precioso, por eso los frailes los retomaron para representar a la sangre de Cristo. El hisopo es el objeto con el que se le dio vinagre a Jesús. Las pinzas y la escalera fueron los objetos que sirvieron para desprender a Cristo del madero. Las fuentes empleadas son los cuatro evangelios. El mensaje es que la cruz representa el trabajo, la siembra, los problemas, las enfermedades, que tiene que enfrentar el ser humano, la salvación requiere que cada uno tome su cruz y siga a Jesús; para lograr el triunfo definitivo que es la salvación del alma y su resurrección.