Premios ACE ganados: 4. Espectadores acumulados: más de 200.000. Funciones realizadas: más de 500. Funciones por semana: 8. Algo debe tener. Quien escribe asistió con estos números en la cabeza y con un vox populi de críticas positivas en su totalidad. Debe ser buena. Jueves por la noche, la sala está completamente llena. Esto no es normal. Las luces se apagan: el misterio está por revelarse.

Argumento de TOC TOC: trastornos obsesivo-compulsivos ¿Cuál es el tuyo?

En la sala de espera de un eminente psiquiatra, aguarda su turno Alfredo (Mauricio Dayub), cuyo trastorno es decir malas palabras y gesticular obscenidades todo el tiempo. A él se unirá Camilo (Daniel Casablanca), un taxista que no puede dejar de hacer cálculos numéricos. Luego llegará Blanca (Eugenia Guerty), una mujer obsesionada con la limpieza y con un gran temor a las enfermedades.

Mientras el doctor no aparece, se suma Liliana (Melina Petriella), una joven que repite todo lo que dice o bien prolonga la última sílaba de ciertas palabras; y Otto (Diego Gentile), un muchacho con problemas para pisar las rayas del piso y devoto de las perfectas simetrías. La última en sumarse será María Auxiliadora (María Fiorentino), quien se persigna constantemente, esconde ciertas represiones sexuales y no puede parar de revisar las cosas.

Los seis pacientes, viendo que el doctor no llega, empiezan a conocerse y a improvisar una terapia de grupo en busca de una cura a sus trastornos. Cada tanto, la secretaria del psiquiatra (Jorgelina Vera) les irá informando en cuanto llegará su jefe. ¿Llegará?... El final también depara una sorpresa.

Los actores de TOC TOC: el secreto del éxito

Las actuaciones son el gran sostén de la obra. Con un argumento eficaz pero también sencillo, el atractivo está en lo que logran los actores. Y logran mucho. La composición física que realiza Mauricio Dayud de su Alfredo es extraordinaria: energía, elasticidad, sorpresa en todo momento.

El gran Daniel Casablanca dando vida a Camilo, el más “normal” (o al menos con un TOC menos dramático), resulta cercano, cómplice del público. Encarna un personaje que funciona como cable a tierra en medio de trastornos extremos. Dice, en un momento, una frase que lo condensa: “cuando vuelva a casa no me lo van a poder creer”. Las carcajadas explotan.

María Fiorentino compone una María Auxiliadora que podría ser la vecina de al lado. Mediecitas de colegio católico, cartera irrenunciable, el misal y todos los prejuicios posibles que la hacen ir de una rigidez mental extrema a una entrega instintiva a sus tabúes. Un camino que la actriz transita con total facilidad y eficacia.

Melina Petriella como Liliana, se presenta discreta, con un TOC extraño pero que no pareciera complicar nada demasiado. Con el trascurso de la obra va ganando terreno, sin perder nunca la ingenuidad, pero cosechando cada vez más risas. (¡Atención espectador! Su personaje provoca salir de la obra con el impulso de decir todo dos veces. Quedan avisados.)

Diego Gentile y Eugenia Guerty cumplen correctamente en la composición de Otto y Blanca. Manías que algunos pueden sentir cercanas, sus mejores momentos se dan cuando se enfrentan cara a cara con sus respectivos trastornos.

Crítica de la obra TOC TOC: humor ante todo

La puesta no da respiro. No hay baches narrativos, el ritmo es constante y veloz, mientras todo se desarrolla con una naturalidad impecable. Eso es TOC TOC: una corriente que fluye, atrapa al espectador y empapa a todos de humor y tragedia desdramatizada.

La complicidad juega un rol importante: cuando comienza un diálogo, es inevitable esperar que el TOC de alguno de los personajes se manifieste. Pero incluso con esa suerte de previsibilidad instantánea, la obra gana con ingenio, dando más de lo esperado.

Con actuaciones de primer nivel, resulta inevitable destacar la labor de Mauricio Dayub y Daniel Casablanca, responsables de las mayores carcajadas.

Funciones, entradas y descuentos para ver TOC TOC en Buenos Aires

La obra de Laurent Baffie, dirigida por Lía Jelin, se presenta en el Multiteatro (Av. Corrientes 1283) los miércoles y jueves a las 20:30, los viernes y sábados a las 20:30 y 22:45, y los domingos a las 18:00 y 20:30.

Las entradas cuestan $180 y se pueden adquirir en la boletería del teatro o a través de Plateanet. Salen a la venta todos los jueves para la semana posterior. Hay 15% de descuento para clientes Citi. También se pueden conseguir a menor precio en Tickets Bs. As. (Diagonal Norte y Cerrito); debido a la alta demanda es conveniente acercarse apenas comienzan a atender (11 de la mañana) y recordar que solo se venden entradas para el mismo día de la función. Por esta vía, el costo total que se paga es de $110 ($20 de bono y 50% de descuento en la entrada).

“TOC TOC ¿Cuál es el tuyo?” reza la gráfica de la obra. Algo de eso hay. Ese momento en el que una pequeña manía cotidiana (que se creía propia y exclusiva) es expuesta en un escenario y el espectador se ve a sí mismo… El sinsentido de ciertos actos y la identificación. Actores que con histrionismo se transforman en cualquiera de nosotros.

Las luces de la sala se encienden y el misterio se ha revelado. TOC TOC es buena porque es efectiva y graciosa, sin perder en el camino la humanidad.