Diez años después de "Spider-Man", de Sam Raimi, llega a los cines este "reboot", reinicio de la franquicia con otros actores y un nuevo director. Raimi había obtenido un inusitado éxito con el film, y con las dos secuelas, de 2004 y 2007. De hecho, se disponía a trabajar en una nueva entrega, de nuevo con Tobey Maguire y Kirsten Dunst. Pasó una temporada preparando el film cuando descubrió que sus planes no cuadraban con los propósitos de la productora Sony.

El realizador dejó el proyecto, y poco después la compañía anunció que volvería a empezar de cero con la franquicia. De esta forma espera recaudar más entre el público joven que devora las entregas de "Crepúsculo".

"The Amazing Spider-Man" se estrena en cines de España el 6 de julio de 2012.

Sinopsis de "The Amazing Spider-Man", el regreso de Peter Parker

Repite el origen del asombroso Hombre Araña. Peter Parker, estudiante de instituto brillante, sufre el acoso de Flash Thompson, un bravucón de excelente forma física, y se ha enamorado de Gwen Stacy, joven rubia hija de un policía, tan inteligente que colabora con los experimentos del doctor Curt Connors, un científico que trabaja para Oscorp.

Parker vive con sus tíos después de que sus padres le abandonaran una noche por causas desconocidas. Pero se entera de que Curt Connors fue colaborador de su progenitor, así que se cuela en las instalaciones en las que trabaja. Pero allí sufre la picadura de una araña que ha sido sometida a radiación, lo que trae consecuencias inesperadas, pues Parker descubre que tiene una fuerza descomunal y que puede trepar por las paredes. Tras la muerte de su tío Ben a manos de un atracador que él ha dejado escapar, Parker decide usar sus nuevos poderes para combatir el crimen...

Crítica de Spider-Man, impecable pero repetitiva

El principal escollo de esta superproducción es que resulta totalmente innecesario volver a contar la misma historia, y no aporta absolutamente nada a lo ya conocido. Sony fichó para encargarle semejante marrón a Marc Webb, un realizador estupendo, procedente del campo del videoclip, que debutó con la reseñable tragicomedia romántica de producción independiente "(500) días juntos". Justo es reconocer que Webb se ha dejado literalmente la piel para conseguir que su película funcione. Pero aunque todo tiene una calidad excepcional, resulta tediosa para quienes conozcan las anteriores entregas.

Para colmo de males, se estrena en un momento en el que se ha producido todo un aluvión de las películas de superhéroes, por lo que cada vez resulta más difícil interesar al espectador. Sobre todo el inicio de la película resulta algo cansino, salvo para espectadores que desconozcan el subgénero y los films de Raimi.

Un elenco excepcional

En cualquier caso, Webb se ha rodeado de profesionales solventes como el compositor James Horner (que por cierto evoluciona poco desde "Titanic"), así como de un reparto consistente. El joven Andrew Garfield, que fue Eduardo Saverin en "La red social", demuestra que es un actor con posibilidades en su rol de Peter Parker. Le secunda con gran convicción Emma Stone, que ha brillado en títulos como "Criadas y señoras (The Help)".

Pero realmente se llevan la palma los secundarios, con un gran trabajo del veterano Martin Sheen como el tío Ben, y una convincente Sally Field capaz de sacar brillo al papel de tía May, pese a que sobre el papel tiene poca enjundia. Por su parte, Rhys Iffans logra justificar muy bien al villano de la historia (el Lagarto), y Dennis Leary es el perfecto capitán Stacy.

Por supuesto, están muy cuidados los efectos especiales y logra enorme espectacularidad en algunos momentos, como la primera aparición de Parker con el uniforme de superhéroe en cámara subjetiva. Hacia el final, la cinta remonta, sobre todo por la subtrama romántica, que acaba resultando bastante intensa. El cameo de Stan Lee con auriculares tiene su gracia. El principio de los títulos de crédito incluye una pequeña escena extra que sugiere la inevitable secuela.