La Guerra Civil y sus consecuencias en los años inmediatamente posteriores es un tema recurrente del cine español, hasta el punto de que por ejemplo, trataban ese tema dos de las tres películas preseleccionadas como candidatas al Óscar. Curiosamente, a pesar de tanta insistencia, es difícil encontrar títulos de calidad que hayan sobrevivido al paso de los años. "La vaquilla", de Luis García Berlanga sería uno de ellos, pero es posiblemente una excepción, ya que priman los filmes estereotipados sin ningún interés.

Ahora trata este tema Benito Zambrano, considerado uno de los grandes del cine español por su impecable ópera prima, "Solas", uno de los dramas más lacrimógenos jamás vistos en pantalla, de 1999. Desde entonces, el realizador sólo había entregado la interesante serie "Padre coraje", y el film sobre Cuba "Habana Blues", del ya lejano 2003. Ha tardado la friolera de ocho años en volver a ponerse tras las cámaras para rodar "La voz dormida", su regreso a la gran pantalla, esperadísimo por los aficionados al buen cine.

"La voz dormida" se estrena el viernes, 21 de octubre de 2011 en salas de España.

Sinopsis de "La voz dormida", la joven de provincias y su hermana embarazada

Pepita, una chica humilde de un pueblo de Córdoba, viaja a Madrid para servir como criada en una casa, en la que le han recomendado. Así podrá estar cerca de Tensi, su hermana, en prisión por sus ideas izquierdistas, que se ha quedado embarazada. Su nueva jefa le pone como condición que nadie se entere de que tiene una hermana en la cárcel. Pero aún así Pepita acepta ejercer de mensajera entre la presa y Felipe, el padre de su bebé, que con otros camaradas se esconde de la Guardia Civil.

Pepita se enamora de Paulino, un valenciano de clase alta, compañero de Felipe. Mientras, Tensi es juzgada y condenada a muerte. Como no van a ejecutarla hasta que tenga al bebé, Pepita intentará por todos los medios a su alcance que la conmuten la pena, incluso aunque tenga que hacerle llegar una carta al Generalísimo.

Adaptación al cine de la novela

Salvo porque el tema central vuelve a ser la mujer rural, en esta ocasión, Zambrano cambia por completo de registro con respecto a su ópera prima. De hecho, para aquella había escrito el guión a partir de una idea original, y en esta ocasión adapta una novela de Dulce Chacón, publicado en 2002, un año antes de su prematura muerte a consecuencia del cáncer. Chacón tardó cuatro años en elaborar el libro a partir de testimonios de mujeres del bando republicano que recogió en diversos puntos de España.

La historia de cómo surgió esta película tiene su interés. Siguiendo la recomendación de una amiga, Benito Zambrano compró la novela de Dulce Chacón, que le apasionó hasta el punto de que se planteó una adaptación, a pesar de que hasta entonces sólo había trabajado con guiones originales. Cuando habló con la escritora, y le dijo que le encantaba su libro, resulta que ella estaba emocionadísima tras haber visto "Solas"...

Por desgracia, poco después a ella le diagnosticaron un cáncer de páncreas, que le llevó a la muerte antes de que pudieran ponerse juntos a escribir el guión. "Desde aquella última tarde, cuando ella me volvió a recibir con su cálida sonrisa, aún sabiendo que se iba morir, sentí que tenía que hacer la película de su novela, que era algo que tenia que hacer por mí y por Dulce. Ya era para mí, una deuda pendiente", recuerda el realizador.

Crítica de "La voz dormida"

No consigue Zambrano sortear los tópicos del subgénero 'guerracivilista' y así, abundan los religiosos malvados (ninguno tiene un mínimo matiz de bondad), los franquistas que parecen villanos de opereta, y en general personajes caricaturescos que juegan en contra de la credibilidad de la trama. No logra Zambrano un filme tan emotivo como su primer trabajo, y no ha suscitado esta vez la unanimidad de la crítica, tras su paso por la sección oficial del Festival de San Sebastián, donde fue recibida con frialdad.

Se llevó en la cita donostiarra la Concha de Plata a la mejor actriz, María León, hasta ahora poco conocida, que encarna a Pepita. Hermana del famoso Paco León, María participó con él en algunos episodios de la telecomedia "Aída". En esta cinta, realiza una memorable composición de su rico personaje, y demuestra una enorme espontaneidad. Es sin duda el mayor hallazgo del film.

Sobresale también Ana Wagener, como funcionaria de prisiones, un personaje muy matizado y quizás el único de la cinta que refleja cierto esfuerzo por entender a los antagonistas, o sea al bando nacional. Por su parte, Inma Cuesta (la encarcelada Hortensia) sorprende con una interpretación de primera, y eso que su personaje es más de una pieza.