El premio Planeta Casamérica de Narrativa se concede desde 2007 para promover a los autores en español de cualquier país. Dotado con 200.000 dólares, en la edición anterior triunfó Antonio Skármeta, con su apasionante libro "Los días del Arco Iris". Este año el galardón se va a México, pues ha triunfado Jorge Volpi, con "La tejedora de sueños", una trágica historia de amor que tiene como trasfondo la génesis del psicoanálisis.

Volpi es bien conocido por los aficionados a la lectura, pues desde principios de los 90 se ha prodigado como autor de novelas como "La paz de los sepulcros", "El juego del apocalipsis" o la llamada "Trilogía del siglo XX", compuesta por "En busca de Klingsor" (posiblemente su obra más conocida), "El fin de la locura" y "No será la tierra". También ha escrito diversos ensayos.

Planeta edita en España "La tejedora de sombras", en edición de lujo de 276 páginas, que sale a la venta al precio de 20€.

Sinopsis de "La tejedora de sombras", la amante del psicoanalista

En esta novela, Volpi se basa en la vida de la bostoniana Christiana Morgan, psicoanalista que llegó a ser coautora del Test de Apercepcion Temática, uno de los más usados por ejemplo por los servicios secretos estadounidenses a la hora de detectar espías. El autor se centra en su relación con el psicólogo Henry Murray, fundador de la Clínica Psiconalítica de la universidad de Harvard, que fue su amante durante más de cuatro décadas. Mientras está a punto de suicidarse en el mar en Saint John, Islas Vírgenes, en 1967, Christiana rememora cómo conoció cuarenta y dos años antes a Henry durante una representación operística en Florencia.

En el momento del encuentro, Christiana atraviesa una época de hastío en su matrimonio con Will, un hombre de la alta sociedad con el que la pasión ha llegado a su fin. Así, ella mantiene una tórrida relación con Mike Murray, hasta que éste le presenta a su hermano, Henry, psicólogo admirador de Carl Jung, que monopolizará desde entonces su atención, a pesar de que éste también está casado. Henry iniciará a Christiana en el psicoanálisis.

Crítica de "La tejedora de sombras", un libro sobre la libertad y el amor

Volpi vuelve a explorar su tema favorito, el mundo de la ciencia y las consecuencias e implicaciones éticas de las innovaciones y la experimentación. En esta ocasión explora la primera época del psicoanálisis, cuando aún se desconocía su alcance y se intentaba utilizar para cuestiones como conciliar la libertad con el mantenimiento del amor de los primeros tiempos. Este tema se convierte en el pilar de toda la novela, que en el fondo es una reflexión sobre los efectos del paso del tiempo en las relaciones amorosas.

El mexicano aprovecha su habilidad para componer textos líricos de enorme fuerza, nunca retóricos, sino llenos de sugerencias que hacen avanzar la historia. Incluye también párrafos del auténtico diario de la protagonista, lo que enriquece si cabe más el texto, y le otorga una enorme autenticidad.

Saltos temporales

Sin duda, estamos ante una novela muy documentada que divulga la historia de una relación extremadamente particular. Quizás cabe reprocharle al escritor que los continuos saltos temporales desconciertan a lo largo de diversas páginas al lector. Aunque finalmente todo acaba encajando, quizás esta circunstancia aleje la obra del gran público.

Como curiosidad final, cabe mencionar que la obra sale a la luz poco después del estreno de "Un método peligroso", film de David Cronenberg basado en una novela de John Kerr y una obra de teatro de Christopher Hampton, con el que comparte diversos elementos, pues también se trata del relato de una pasión sexual en el marco de los pioneros del psicoanálisis, en aquel caso con Carl Jung, como protagonista.