El holandés Paul Verhoeven se anotó un tanto en 1990 con "Desafío total", basada en el cuento "Podemos recordarlo por usted", de Philip K. Dick, autor también del relato en el que se basaba "Blade Runner". El director, que ya había triunfado en el terreno de la ciencia ficción con "Robocop", dispuso del presupuesto más alto asignado a una superproducción de Hollywood hasta ese momento (65 millones de dólares), pero el film fue un gran éxito recuperando con creces la inversión. Sobre todo, Verhoeven consiguió sorprender con unos efectos especiales muy sofisticados para la época.

Con el film, y a pesar de su limitado nivel interpretativo, Arnold Schwarzenegger revalidó una vez más su estrellato gracias a su habilidad para ponerse a las órdenes de grandes realizadores como el propio Verhoeven, John Milius (Conan el bárbaro), James Cameron ("Terminator") o John McTiernan ("Depredador", "El último gran héroe").

Más de dos décadas después de su estreno, en plena crisis creativa de Hollywood, llega a las pantallas el remake, con Colin Farrell sustituyendo a Schwarzenegger. "Desafío total (Total Recall)" se estrena en España el 14 de septiembre de 2012.

Sinopsis de "Desafío total (Total Recall)", vacaciones de ensueño

El argumento de "Desafío total (Total Recall)" sigue más o menos los patrones marcados. En el futuro, la Unión Federal Británica gobierna con mano de hierro la Colonia, el territorio anteriormente conocido como Australia. Quaid (Colin Farrell), obrero dedicado a la construcción de policías robóticos, no se siente feliz con su trabajo ni con su esposa. Hastiado por la monotonía, sueña con tener una vida repleta de acción y aventura.

Un día, Quaid decide hacer caso al anuncio publicitario de la empresa Rekall, que ofrece vacaciones a la carta mediante la técnica de implantar recuerdos en la mente. Acude a las instalaciones de la corporación y pide convertirse en un héroe. Pero a continuación no se sabe si está sumergido en una realidad alternativa o algo ha salido mal porque Quaid ya tenía recuerdos implantados y en realidad no es la persona que él creía.

Crítica de "Desafío total (Total Recall)", nada nuevo que aportar

Se encarga de la realización Len Wiseman, artífice de la saga "Underworld", que demostró su capacidad para las secuencias de acción imposibles con "La jungla 4.0". Consigue un ritmo dinámico y le saca partido a los efectos especiales digitales que han avanzado exageradamente en el tiempo transcurrido desde el estreno del original. Además, recrea un Londres futurista bastante convincente, y compone aceptables secuencias de espectáculo en las que ha suavizado la violencia, sello de identidad del realizador que le precedió, responsable de "Los señores del acero".

Sin embargo, este largometraje tiene un grave problema. Si la obra de Verhoeven se distinguía por estar llena de imágenes nunca vistas, como su emblemático plano de Schwarzenegger saliendo del disfraz de mujer oronda, la revisión acaba siendo el extremo contrario. Nada sorprende, por lo que el espectador tiene la sensación de estar asistiendo a la proyección de una cinta excesivamente convencional y rutinaria.

De nuevo Colin Farrell no transmite gran cosa

Además, Colin Farrell, aunque prometía al principio de su carrera, parece haberse estancado por completo en los últimos tiempos, desde que se dedica sobre todo a los remakes de series ("Corrupción en Miami", "S.W.A.T., Los hombres de Harrelson") y películas de corte fantástico ("Noche de miedo (Fright Night)". Su trabajo parece poco convincente, como si el actor estuviera agotado de ir al set de rodaje, por lo que no logra empatizar con el público.

Le secundan Kate Beckinsale –esposa del director– y Jessica Biel, tan atractivas como talentosas, si bien sus papeles resultan excesivamente planos, y no logran hacer olvidar a Sharon Stone y Rachel Ticotin. El personaje que encarnaba Michael Ironside ha desaparecido, pues la revisión se permite el lujo de cambiar algunos detalles, sin mucho criterio. Por ejemplo, ya no aparece Marte como localización.