Películas de largas y únicas escenas: Enlace mortal, de Joel Schumacher. Películas de secuestros y mediadores: El mediador, con un Kevin Spacey en la cumbre de sus poderes actorales. Entonces, películas de largas escenas, de mediadores, pero también de altos edificios, calles cortadas, televisión, curiosos y policías disputándose cargos y rangos: todo eso ocurre en Al borde del abismo.

Al borde del abismo, sinopsis de la película

Un diamante de cuarenta millones de dólares ha sido robado a un empresario multimillonario (Ed Harris). El expolicia Nick Cassidy (Sam Worthington) resultó ser el culpable y fue condenado. Ahora prófugo, Cassidy se para en la cornisa del Hotel Roosevelt en New York y amenaza con lanzarse al vacío.

Cuando la mediadora Spencer (Elizabeth Banks) acuda en ayuda del futuro suicida, este le dirá: “Estoy robando el diamante… por primera vez.” ¿Quién es quién en este juego de estafas y robos en cincuenta centímetros y más allá el vacío? ¿Es Cassidy un chivo expiatorio o un inteligente ladrón? ¿Está sólo en su cruzada o tiene aliados ocultos en ese entramado de lealtades y traiciones?

Tensión constante a lo largo del film

Al borde del abismo es un clásico film de género… de film en su género. Con personajes cancheros (no tan bien interpretados pero aqui no importa tanto) y ladrones sofisticados, la película de estafas y robos tan cara a los afectos de Hollywood recurre a la situación límite de poco tiempo narrativo para sumar, de modo satelital, escenas montadas en paralelo que se relacionan con el hecho principal y suman información e intriga.

Los fanáticos del género quedarán satisfechos. Nada de aquello que buscan en un buen thriller faltará en la cinta de Asger Leth. Con mínimas pinceladas en la construcción de personajes que resultan más que suficientes, el director construye su relato sin resignar suspenso y acción. Sin muchas vueltas. Palo y a la bolsa. Sin banda sonora, sólo un pitch constante que suma adrenalina y vuelve a empezar una y otra vez.

Al borde del abismo, una película recomendada en género thriller

Al borde del abismo es un film correcto por donde se lo mire: esa estética cool aunque fría que, sin mayor originalidad, no puede defraudar a ninguno de aquellos que concurran al cine seducidos por la propuesta. Si bien es posible que su nombre no se destaque a lo grande en el futuro, a Al borde del abismo quizá le alcance para aparecer en la lista de películas recomendadas de fin de año, una cinta que incluye desde policías corruptos y ladrones de guante blanco hasta un veloz paneo de una ladrona-sex quitándose la ropa. Lo pedís, lo tenés. Todo al borde del abismo. Y más allá, el vacío.