¿Cuándo empezaron las películas corales? No vayamos tan atrás en el tiempo, porque la historia de entremezclar diversas historias en un único film existe desde siempre, pero este momento –casi moda– ¿cuándo tuvo su renacer? Es posible que haya ocurrido con Amores perros: genial, obra insuperable de Iñarritú que el propio director, en pos de extender sus ambiciones no pudo sostener con el mismo recurso en Babel. Parecida a esta última en concepto, el paulista Fernando Meirelles propone su coral: 360. Amores, sexo y desamor a lo largo del planeta.

Sinopsis de 360, película coral

A partir de un hecho de plena actualidad (excelente resumen de la soledad de los tiempos que corren), 360 comienza su recorrido: Blanka (Lucia Siposova) se desnuda para colgar su foto en Internet, a ver si así consigue clientes vip y puede hacer un billete importante; ella no es una prostituta, sólo le han dicho que allí puede hacerse una diferencia y por qué no probar.

Desde esa situación, se abren otras relacionadas apenas por detalles, donde el nexo es el sexo, pero no como acto físico sino como vértice en el cambio de las relaciones humanas.

Fernando Meirelles dirige un elenco de primera en 360

Como seleccionador, Meirelles se anota en su Haber el casting convocado: Jude Law (cliente vip de aquella prostituta) conforma una pareja hastiada junto a Rachel Weisz (esposa de Jude Law). Y en esto de los lazos que propone la película, Anthony Hopkins podrá explicarse como aquel que encuentra a la novia despechada del amante de Rachel Weisz ¿Se entendió? El elenco continúa con la bellísima Gabriela Marcinkova (hermana de Blanka) y Jamel Debouzze (quién se destacara en la excelente Tres hermanos, tres destinosver crítica) y continúan los nombres. Este detalle de cast que puede resultar jocoso a la crítica, esconde el gran problema de 360. Una película coral es aquella que une personajes, pero los personajes están completos. 360 hace apenas un paneo por estos personajes sin desarrollarlos del todo. No podría hacerlo ¿Cómo desarrollar diez, quince personajes en una hora y cincuenta de película? Si tres es multitud, quince es un exceso.

Crítica de la película

Como narrador, Meirelles pone la agilidad de relato a favor del film. Nadie saldrá aburrido de la sala donde se proyecte 360. Si la narración fluye sin problemas, la dirección también se acopla con corrección. Con escenas de sexo elegantes, sin nada de pasión o perversión, Meirelles logra una estética coherente a lo largo del film. La película funciona bien, casi como una demostración de virtuosismo cinematográfico, pero la expresividad es lo que se halla en juego. De tantas historias que ha visto, el espectador concluye con la sensación de haber sido invitado a un vistazo. La verdadera comunión con los sentimientos de un personaje es otra cosa.