Inicialmente se pensó que las consecuencias de la última crisis económica serían solo el quiebre de diversas empresas, el desempleo o paro que ello conlleva, y el estancamiento o ralentización generalizada aunque transitoria de la economía mundial. Pero a todo ello se están sumando situaciones complicadas en contextos nacionales, cuyo tratamiento van de la mano de algunas medidas que las sociedades occidentales en general consideraban ya desterradas.

Primero fue el caso de Islandia, pero los de Grecia y el reciente de Irlanda ilustran mucho mejor aquello; pues el uso de fondos públicos para salvar de la insolvencia al Gobierno heleno y a las entidades financieras irlandesas para que no colapsen sus respectivos sistemas económicos y sociales, deja entre otras cosas entrever un cierto retorno a un protagonismo del Estado en los asuntos económicos.

¿Qué es PIIGS?

Es una sigla anglosajona usada inicialmente para destacar problemas de déficit y balanza de pagos en Portugal, Italia, Grecia y España; y que desde la actual crisis mundial incluye también a Irlanda. Al hacer referencia a la expresión inglesa pigs (cerdos), ha tenido inicialmente un cariz peyorativo que se ha intentado suavizar mediante la expresión flying pig (cerdo que vuela); cuando por ejemplo Irlanda o España, eran consideradas milagros económicos.

Algunas fuentes sugieren que su uso mediático en los últimos años, en principalmente centros de negocios anglosajones, se ha debido al deseo de desviar la atención de la verdadera y complicada situación financiera y fiscal del Reino Unido y los Estados Unidos de América.

Rescate financiero a Irlanda por parte BCE y el FMI

El Gobierno irlandés presidido por Brian Cowen, ha negociado este domingo con la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, un programa de ayuda ascendente a 85.000 millones de euros; con lo que Dublín espera terminar con eficacia la ayuda a su sistema bancario y financiero, que previamente le significó el desembolso de 50.000 millones de euros sin los resultados esperados.

Medidas del Gobierno irlandés para salir de la crisis

Aunque oficialmente se conocerían hoy los detalles de las negociaciones, se sabe ya de la existencia de un plan cuatrienal para ahorrar 15.000 millones de euros; mediante la aplicación de drásticas medidas de ajuste económico y social, que incluye entre otras las siguientes:

  • Despido a 24.750 empleados públicos.
  • Recorte del salario mínimo.
  • Subida del IVA al 23%.
  • Bajadas añadidas del sueldo a los trabajadores públicos o funcionarios.
  • Diversos recortes del gasto social y la inversión.

Situación de la economía en Italia, España y Portugal

Mientras tanto, entre el resto de países integrados en la sigla PIIGS, Italia parece no presentar una situación tan complicada como la de España o Portugal; lo que sumado a los efectos de los especuladores, aumenta las voces de una posible ayuda a ambos países.

A lo que cabe además añadir el hecho de que si bien las entidades financieras españolas aprobaron las pasadas pruebas europeas de resistencia a la banca o stress test, como los bancos causantes de la complicada situación de Irlanda; corresponde no sólo no seguir fiándose en tales resultados, sino pensar más bien en la necesidad de mayores ajustes a los ya adoptados por el Gobierno español el pasado mayo.