La cadera es una articulación muy móvil que une el miembro inferior a la pelvis. Además de ser clave en la marcha, soporta el peso del cuerpo y distribuye presiones. Numerosos músculos bajan hacia ella desde la pelvis y la columna lumbar y otros la conectan con la pierna. Su correcto funcionamiento y biomecánica normal son muy importantes.

Artrosis de cadera o coxartrosis

La coxartria o coxartrosis es una enfermedad reumatológica en la que se ve afectado principalmente el cartílago articular. Sucede después de los 40 años, y su comienzo es lento y progresivo. Una de las principales causas de su aparición son las constantes presiones que soporta la cadera:

  • Presión estática intermitente. Se da al caminar, en la que en un momento del paso todo el peso del cuerpo queda apoyado sobre una sola pierna, y luego en la otra. Los estudios biomecánicos demostraron que la cadera recibe cuatro veces el peso del cuerpo en cada apoyo durante la marcha.
  • Presión muscular permanente. Es el efecto que genera sobre la cadera el tono de los músculos que rodean esta articulación, no solo al estar de pie, sino también sentado o acostado.

Síntomas de la artrosis

Como en todas las artrosis, el dolor aparece en los primeros movimientos y luego de una larga actividad. El paciente refiere que lo que le molesta es calzarse los zapatos a la mañana, lo que produce flexión y rotación externa de la articulación, típico dolor de la coxartrosis. Permanecer de pie, caminar mucho o subir escaleras aumenta el dolor. El reposo, los movimientos sin peso o libres y la aplicación de calor local mejora los síntomas.

Artritis aguda y crónica de cadera

La artritis aguda de cadera se presenta sobre todo en niños, como complicación de una infección de las vías respiratorias. Muchas veces se acompaña también de meningitis.

La artritis crónica, en cambio, es parte de las enfermedades reumatológicas en las que se produce la inflamación de las articulaciones, tanto grandes como pequeñas y de manera bilateral. Es muy dolorosa e invalidante, y requiere de importantes dosis de medicación para estar controlada.

Trocanteritis unilateral y bilateral

El trocánter es un accidente óseo ubicado en el extremo superior del fémur o hueso del muslo. Alrededor de él y sobre él mismo se insertan numerosos músculos que ya hemos mencionado, como los glúteos y el piramidal de la pelvis. Para su correcto deslizamiento existen bolsas de líquido denominadas bursas, no solo entre los músculos sino entre músculo y hueso. La trocanteritis es la inflamación de estas bolsas serosas conocida como bursitis trocantérea o peri trocantérea. La causa principal es el constante roce constante que pueden tener en los movimientos, ya sean estos repetitivos o inadecuados, por eso suele ser bilateral. El médico debe saberla distinguir de la coxartrosis y de la irradiación de una artrosis de rodilla o una lumbalgia.

Tratamiento del dolor de cadera

  • El tratamiento dependerá de la causa que genere la coxalgia. La ventaja de la trocanteritis es que tiene cura, a diferencia de la artritis o la artrosis en las que el dolor cesa, pero nunca se va del todo.
  • En todos los casos el médico podrá indicar algún fármaco y la correspondiente derivación al kinesiólogo.
  • El reposo o el control de la actividad es una primera medida.
  • Probar con frío sobre la articulación y en algunos casos calor sobre los glúteos o la columna para relajar la zona.
  • La elongación de los músculos peri trocantéreos mejora la sintomatología (glúteos, piramidal, tensor de la fascia lata).
  • Complementar el tratamiento tradicional con terapias alternativas o medicina natural es útil.
  • Si los tratamientos no dan resultado, se procederá a procedimientos más agresivos, como la infiltración o la cirugía.
El dolor de cadera nos recuerda la existencia de esta importante articulación, clave de los movimientos como la marcha y de la posición de pie. Prestarle atención a tiempo estando atentos a sus primeros síntomas ayudará a que las molestias no empeoren.

Para consultas escribir un comentario incluyendo mail.