A Londres llegan todos los años millones de visitantes de todo el mundo en busca de la foto perfecta de esos monumentos tantas veces vistos en películas o a través de la televisión. Sin embargo, existe un Londres alejado de las guías turísticas reducto de los habitantes conocedores de su ciudad.

Este Londres despliega sus alas durante el verano cuando los ayuntamientos y varias instituciones locales organizan un amplio calendario de eventos, muchos de ellos gratuitos, que hacen que esta cosmopolita ciudad se sumerja en un auténtico torbellino de actividades de ocio estivales. Si desea conocer esa otra cara de Londres, aquí tiene una tentadora y variada oferta.

Dese un paseo por el South Bank junto al Río Támesis

The Queen Walk, más conocido como South Bank al otro lado del río Támesis, se ha convertido en los últimos años en una de las áreas más activas de Londres desde que se transformara por completo pasando de ser un barrio no muy recomendable a una de las zonas más visitadas de la ciudad. El South Bank ofrece posiblemente la mayor concentración de instituciones culturales en el menor número de metros cuadrados de la ciudad como el auditorio del Festival Hall, el National Theatre (Teatro Nacional) o el British Film Institute (uno de los lugares de culto para los cinéfilos).

En el verano junto al río Támesis, además de numerosos cafés y restaurantes y de una playa urbana de más de 70 metros donde los niños (y los no tan niños) pueden tomar el sol y construir castillos de arena, se erigen una cantidad ingente de pequeñas tiendas de campaña y chiringuitos en los que se pueden adquirir objetos artesanales, apuntarse a una sesión de danza del vientre o baile hindú, degustar comida de todas partes del mundo e incluso darse un buen masaje. En el South Bank también se encuentra The Scoop un anfiteatro al aire libre que durante el verano proyecta películas, estrena obras de teatro, organiza actividades para niños, conciertos musicales, conferencias, lecturas de poesía y una gran variedad de actos lúdicos y de ocio algunos de ellos totalmente gratuitos. El camino del South Bank acaba en el famoso Puente de Londres tras dejar atrás el moderno Puente del Milenio y la Tate Modern, antigua planta eléctrica convertida en uno de los mejores museos del mundo de arte moderno y contemporáneo.

Visite el teatro de William Shakespeare en Londres

El teatro de William Shakespeare, The Globe, fue reabierto en 1997 y está situado en el South Bank a escasos 100 metros del original. El interior de este teatro al aire libre es completamente de madera a imagen y semejanza de los antiguos teatros del siglo XVI y en su escenario se representan sólo obras de Shakespeare, algunas clásicas y otras adaptadas a tiempos modernos. Shakespeare´s Globe abre sus puertas durante el período estival mientras que el resto del año es un centro educativo y de exposiciones. Los precios de las entradas van desde 35 a 5 libras esterlinas, este último es el precio de las 700 localidades de pie disponibles en cada función.

Disfrute de un picnic en uno de los palacios de Londres: Hampton Court Palace

El verano de Londres le permite la oportunidad de disfrutar de un picnic en uno de los más fascinantes palacios históricos de la cuidad, Hampton Court Palace. En los impresionantes jardines de palacio se instalan mesas y bancos para poder almorzar o merendar, aunque los más aventureros pueden montar su picnic en la hierba. Los visitantes pueden llevar su propia comida o comprar una cesta de picnic en palacio preparada al detalle para disfrutar de una inolvidable experiencia y sentirse por un día, y nunca mejor dicho, como un rey.

Pase una tarde inolvidable de música y picnic en Kenwood House

Si la idea de un picnic en un entorno encantador le seduce quizás debería probar a combinarlo con música. Desde principios de julio hasta mediados de agosto la Kenwood House en Hampstead ofrece una serie de conciertos, popularmente conocidos como Música en las Tardes de Verano, que se convierten en uno de los eventos más multitudinarios de la temporada entre la población residente en Londres. El escenario está instalado sobre un lago al final de una colina donde el público se puede sentar a disfrutar de un picnic. Los conciertos van desde música clásica hasta rock & roll y a menudo cuentan con la presencia de figuras del pop. Las últimas noches son especialmente populares porque a la buena música se le suma un fantástico espectáculo de fuegos artificiales.

Escuche ópera en Holland Park, en el centro de Londres

Holland Park es uno de los parques emblemáticos de Londres y en su interior existe un pequeño teatro al aire libre que durante la época estival desarrolla una temporada de ópera. Además de estar situado en un marco incomparable, el recinto cuenta con un lujoso restaurante y una moderna y glamorosa terraza. Los precios más altos rondan las 60 libras esterlinas pero hay entradas a precios muy accesibles comenzando por 12 libras.

Apúntese a las distintas actividades organizadas en Somerset House

Somerset House en un centro cultural en pleno corazón de Londres. Durante el período de verano se organizan exposiciones, charlas, conferencias, lecturas de poesía y novelas, desfiles de moda al aire libre y se proyecta un ciclo de cine también al aire libre. Los precios de estos eventos son muy accesibles y algunas de las actividades son gratuitas. Además, los visitantes pueden disfrutar de un tour guiado completamente gratis por este fastuoso edificio del período Tudor.

Asista a los conciertos de la BBC

Todos los veranos la BBC organiza en Londres una temporada de música conocida como las Proms. En estos conciertos se puede escuchar desde música clásica hasta flamenco en escenarios situados en diferentes localizaciones de Londres como en medio del mayor parque de la ciudad, Hyde Park. La última noche el concierto de despedida tiene lugar en el Royal Albert Hall donde se retiran las butacas de la zona del patio central para acoger al numeroso público. La temporada se inaugura a mediados de julio y acaba a principios de septiembre y los precios de las entradas comienzan a partir de las 5 libras esterlinas.

Además de estas sugerencias, durante el verano Londres acoge multitud de conciertos, exposiciones y eventos culturales y de ocio que la hacen, a pesar de la pertinente lluvia, simplemente irresistible.