La final de la Copa Libertadores de América tendrá hoy su primer episodio cuando Boca reciba al Corinthians desde las 21:50 hora local en la "Bombonera" y con arbitraje del chileno Enrique Osses. A diferencia de las instancias anteriores, en la definición no se jugará con la regla del gol de visitante. Ante cualquier empate en el marcador global habrá penales. En tanto, la revancha se jugará el miércoles próximo en el Estadio Pacaembú de Sao Paulo.

Boca va por su séptima corona

Tras eliminar a la Universidad de Chile, Boca accedió a su décima final de Copa Libertadores y alcanzó a Peñarol como los dos equipos que más veces han llegado a esta instancia. Ahora está ante la gran oportunidad de lograr su 7º título, con lo cual igualaría a Independiente como los dos clubes más exitosos de la competición. Lo del conjunto argentino desde el 2000 hasta esta parte ha sido impresionante. Esta será la sexta definición que disputa en los últimos 13 años. De ellas, sólo perdió la del 2004 ante el Once Caldas. A Boca le sobra experiencia en este tipo de situaciones, eso está claro, pero el entrenador Julio Falcioni fue claro: "Boca tiene historia en la Copa Libertadores, pero esta final hay que jugarla hoy, en el presente, y el pasado no cuenta", sentenció.

El xeneize sigue sin contar con Insaurralde, que está lesionado y se perderá también la vuelta. Por lo tanto, Caruzzo seguirá jugando en la defensa y Falcioni repetirá a los mismos 11 titulares que enfrentaron a la U. de Chile en el último encuentro, con Riquelme confirmado a pesar de haberse entrenado de forma diferenciada en la semana.

"Tenemos un buen equipo, como el que tiene el rival, y trataremos de hacer las cosas de la mejor manera para ser campeones", comentó Falcioni. En cuanto al Corinthians, el técnico argentino fue elogioso: "Lo seguimos durante todo el torneo. Jugó una muy buena Copa, es un equipo compacto y rápido, merecedor de estar en la final como nosotros".

Boca llega a la final con un invicto de diez encuentros, ya que desde la caída ante Fluminense en la segunda jornada del grupo 4 no perdió más. En octavos de final derrotó en los dos partidos a la Unión Española; 2-1 en Argentina y 3-2 en Chile. En cuartos de final la llave contra el Fluminense fue mucho más complicada. Tras el triunfo por 1-0 en casa, el empate agónico de Silva en Brasil le dio al xeneize la clasificación cuando los penales ya eran casi un hecho.

Por último, en las semifinales el rival fue la U. de Chile, que se presentaba como un rival muy peligroso. Boca consiguió una buena diferencia en su estadio y luego pudo manejar el encuentro de vuelta, que terminó 0-0 a pesar de la enorme cantidad de ocasiones de gol que tuvieron ambos equipos.

De esta manera y al igual que en todas las llaves anteriores, el equipo argentino definirá fuera de casa, y nuevamente contra un rival que había ganado su grupo. Pero si algo ha demostrado Boca en estos últimos años y confirmado en la presente edición de la Copa es que jugar en condición de visitante no le pesa. De hecho, jugando a domicilio aún no perdió: ganó tres encuentros (Arsenal, Unión Española y Fluminense) e igualó otros tres, luciendo en algunos casos su mejor fútbol.

Corinthians busca la gloria en su debut en una final

En contrapartida a la enorme experiencia de Boca en este tipo de situaciones, el Corinthians está en la final por primera vez en su historia y confía en que los antecedentes no son lo único que cuenta. El timão sólo había disputado una semifinal hasta el momento: en el 2000 contra el Palmeiras, ocasión en la que cayó por penales. Ante el Santos se sacó la espina y ahora intentará coronar una campaña que hasta ahora ha sido impecable.

El Corinthians está invicto, con siete triunfos y cinco empates y un dato que se destaca por sobre el resto: en 12 encuentros ha recibido apenas tres goles (uno solo en su estadio). Sin tener grandes figuras, el timão es un equipo absolutamente disciplinado y sólido en todas sus líneas.

Al igual que en Boca, todo está claro en el Corinthians, que hará un solo cambio con respecto al equipo que eliminó al Santos: la vuelta del delantero Emerson en lugar de Willian tras cumplir la fecha de suspensión. "Hay que hacer lo que venimos haciendo, jugar de manera parecida dentro o fuera de casa. El Corinthians es una cuestión de equipo, más que individualidades", explicó el entrenador Tite, que también aseguró que "los dos equipos mostraron que están para la final. Acá no hay favoritos, nosotros tenemos la misma responsabilidad que Boca".

El camino del Corinthians en la Copa comenzó en el grupo 6, que ganó cómodamente por sobre el Cruz Azul. En octavos de final igualó sin goles contra Emelec en Ecuador y luego se impuso por 3-0 en la vuelta. En cuartos, el Vasco da Gama fue un rival mucho más duro. El marcador se mantuvo en cero durante 177 minutos hasta que Pauliho puso el 1-0 de la clasificación. Ya en semifinales, la víctima fue el actual campeón Santos, que perdió 1-0 en casa y luego sólo pudo empatar 1-1 en Sao Paulo. El gol de Neymar fue el primero que el timão recibió en el estadio Pacaembú, escenario en el cual el local se convirtió en el 12º club brasileño que ha jugado al menos una final de Libertadores. Ante Boca intentará convertirse en el 9º equipo carioca que logra el título, contando con la supuesta ventaja de definir la serie en su estadio.

En cuanto al escenario del partido de ida, Tite no esquivó el tema: "La Bombonera existe y es real; se necesita madurez para jugar allí, como en el Pacaembú o en el Morumbí. Precisamos tener esa capacidad de concentración y fortaleza mental. Ninguno de afuera va a agarrar la pelota. Me pasó de jugar con 93.000 personas. Con la pelota al pie, ellos dejan de gritar, ninguno te va a sacar la pelota, sólo con un error tuyo te pueden sacar la pelota. Es concentración".

Historial entre ambos

Ambos equipos se han enfrentado en cuatro ocasiones, con dos victorias para Boca y dos empates. El conjunto argentino superó al Corinthians en los octavos de final de la Copa Libertadores de 1991 al ganar 3-1 en casa e igualar 1-1 afuera. En la Copa Mercosur del 2000 compartieron el grupo D, con triunfo del Bocapor 3-0 en Argentina y empate 2-2 en Brasil.

Formaciones

-Boca: Agustín Orión; Facundo Roncaglia, Rolando Schiavi, Matías Caruzzo, Clemente Rodríguez; Pablo Ledesma, Leandro Somoza, Walter Erviti; Juan Román Riquelme; Pablo Mouche y Santiago Silva.

-Corinthians: Cassio; Alessandro, Chicao, Leandro Castán, Fabio Santos; Ralf, Paulinho, Danilo, Alex; Jorge Henrique y Emerson.