Ya está todo listo para que España y Estados Unidos se enfrenten en el Parque Hermanos Castro de Gijón por una de las semifinales de la Copa Davis.

El sorteo determinó que el nº 1 de España, David Ferrer, juegue en primer turno contra el nº 2 de la visita, Sam Querrey, a partir de las 12:00 hora local (17:00 en Argentina). A continuación será el turno de Nicolás Almagro, que enfrentará a John Isner.

Estados Unidos llega golpeado por las bajas de Roddick (retiro) y Fish (lesión), las cartas fuertes del equipo comandado por Jim Courier, mientras que España, aún sin Rafael Nadal, cuenta con dos singlistas que están atravesando las mejores temporadas de su carrera.

El dobles parece casi una utopía para Marcel Granollers y Marc López cuando enfrente están los hermanos Bryan, pero la Armada sabe que es favorita en los cuatro singles, y con eso alcanzaría para que España acceda a su novena final de Copa Davis y a la cuarta en los últimos cinco años.

En tanto, la otra semifinal la protagonizarán en Buenos Aires Argentina y la República Checa. El local llega disminuido por la lesión de David Nalbandian y con Juan Martín del Potro en algodones, mientras que los checos confían en el gran momento de Tomas Berdych.

Ferrer es favorito, Almagro la tiene más complicada

El primero en salir a la cancha será Ferrer, que viene de una gran actuación en el US Open y parte como claro favorito ante Querrey. Este será el tercer enfrentamiento entre ambos, pero el primero sobre tierra. El estadounidense se impuso en Auckland 2009 por 3-6, 6-3, 7-6 (4), mientras que el español ganó en Cincinnati 2010 por 7-5, 6-2.

Jugando en casa y sobre su superficie predilecta, Ferrer no debería tener problemas para superar a Querrey y darle el primer punto a su país. En la previa, el encuentro de Almagro parece mucho más complicado. Si bien Isner no es especialista en polvo de ladrillo, este año ya dio un par de sorpresas por Copa Davis: en octavos de final venció a Federer y en cuartos de final a Tsonga, en ambos casos a domicilio y sobre tierra batida.

Almagro llega en un momento esplendoroso, con una gran actuación en Flushing Meadows y jugando un tenis estupendo. Seguramente será un partido parejo y dependerá en buena medida del servicio de Isner y de la efectividad del murciano a la hora de aprovechar los break points que se le presenten.

El único antecedente entre ambos tenistas se dio el año pasado en Wimbledon, con triunfo para Almagro por 7-6 (3), 7-6 (5), 6-7 (5), 6-3.

El historial entre ambos países está igualado

España y Estados Unidos se han enfrentado en diez ocasiones por Copa Davis, con cinco victorias por lado. Las últimas dos quedaron para la Armada, en la semifinal del 2008 jugada en Madrid y el año pasado en Texas por los cuartos de final, con brillantes actuaciones de Feliciano López y Ferrer.

Estados Unidos sólo pudo imponerse en España en una ocasión: fue en 1972, oportunidad en la que Harold Solomon, Stan Smith y Erik Van Dillen derrotaron por 3-2 a Andrés Gimeno y Juan Gisbert.

Por otra parte, España acumula 23 victorias consecutivas en casa. La última derrota se remonta a 1999 y el verdugo fue Brasil, con Guga Kuerten y Fernando Meligeni.