Brasil no pudo con la humilde Venezuela e igualó 0 a 0 en su debut de la Copa América. En un partido chato y sin brillo el bicampeón defensor no logró vencer el arco defendido por Renny Vega.

El pentacampeón con todas sus figuras en cancha, incluso la estrella Neymar, no lució y ahora tiene una difícil parada frente a Paraguay en Córdoba el próximo sábado.

El partido: Brasil 0 Venezuela 0

El estadio Ciudad de La Plata se vistió de verde y amarillo en función de una nueva presentación del scratch, que esperaba la gran fiesta frente a la humilde la vinotinto, que sorprendentemente estaba acompañado por mucho público de su país, sumado al público local que obviamente, presionaba a los brasileños.

Brasil en esta Copa América defiende su bicampeonato con todas sus estrellas, Neymar, Pato, Robinho en el ataque para buscar doblegar cualquier defensa. En frente, se encontraba Renny Vega y compañía con muchas ganas y la confianza que se sustenta en ese cambio de forma, esa nueva mentalidad originaria de la mano de José Omar Pastoriza y se puede sostener por el gran trabajo que lleva a cabo el entrenador César Farías, va acotando la brecha que existía entre Venezuela y los demás equipos de Sudamérica.

Ya lo tenía presente el director técnico brasileño en la previa: "Antes se ganaba 4-0 o 5-0, pero eso ya no existe. Ahora el fútbol está todo nivelado. Hay que tener mucho respeto por el adversario", dijo.

Obviamente que la tarea de atacar es mucho más difícil y arriesgada que defender. Pero por nombres e historia Brasil debía salir a buscar el resultado frente a una Venezuela que esperaría para salir de contra y con alguna aparición de su figura Juan Arango sumada a la sorpresa y velocidad de sus puntas, Rondón o Micu, mantenían su esperanza intacta de poder dar el batacazo. Mucho más teniendo en cuenta que el único resultado favorable de toda su historia en este torneo internacional lo habían conseguido, la anterior edición, justamente realizado en su país, fue por 2 a 0 frente a Perú. Es la única victoria de un seleccionado venezolano en la Copa América.

En el primer cuarto de hora Brasil fue un aluvión en busca de la diferencia en el marcador. La más clara llegó a los 26 minutos con un remate potente de Pato que se estrelló en el travesaño. Después lo tuvo Robinho pero Vizcarrondo llegó a despejar sobre la línea de meta.

Para la parte complementaria, el técnico Menezes buscó mayor potencia en ataque con la inclusión de Fred por Robinho y mayor equilibrio con el ingreso de Elano en la mitad de campo. Sin embargo fue aquí cuándo Venezuela estuvo más cerca de marcar. La mala puntería de Arango, Fedor y Rondón fue el motivo por lo que no pudieron doblegar el arco de Julio César. Hubiera sido un resultado histórico y demostrativo de este gran momento del fútbol venezolano.

La figura del partido

Ninguno de los jugadores brasileños estuvo a la altura. Muy lejos del nivel futbolístico que demuestran en sus respectivos clubes. Por el lado de Venezuela, la gran figura del encuentro, el que sobresalió de la media del equipo de Farías, fue su arquero, Renny Vega. El portero demostró un gran nivel debajo de los tres palos y saliendo a cortar todos los centros que llovían en su área. Apareció cuándo su equipo lo necesitaba.

Lo que viene

Brasil tendrá que recuperarse pronto de este mal debut. No le será fácil, ya que por la segunda fecha enfrenta a Paraguay. Un equipo de Martino difícil, duro, aguerrido y compacto. Con un gran poderío ofensivo. La cita será el próximo 09 de julio a partir de las 16 h. en la provincia de Córdoba.

Mientras, Venezuela buscará certificar este buen resultado obtenido con una victoria frente a Ecuador, que está en pleno proceso de recambio pero siempre manteniendo sus convicciones. El partido será también el próximo 09 de julio a partir de las 18 h. en la provincia de Salta.