Las Constelaciones Familiares son una técnica terapéutica que se basa en la metodología fenomenológica y sistémica creada por Bert Hellinger.

Las constelaciones familiares reconocen que existe una transmisión de conflictos, preocupaciones familiares y comportamientos a través de las generaciones, que determinarán los problemas psicológicos actuales. Esta transmisión es ajena a la genética, se infiere que es más bien cultural, ya que no se puede explicar completamente por la historia de aprendizaje de cada individuo

Todos somos miembros de una familia y estamos ligados por profundos lazos de amor y lealtad. En muchos casos, este amor que nos puede llevar a la felicidad, nos puede traer desdicha e incluso enfermedad. En el trabajo de Constelaciones Familiares las dinámicas e implicaciones que generan desdicha salen a la luz y, al restaurar el orden, aparecen soluciones que hacen fluir bienestar y alivio de todos los miembros de una familia.

Cómo funcionan las constelaciones familiares

La teoría de las constelaciones familiares es una herramienta con la que se pretende examinar la capacidad determinante de la memoria interpersonal y de los sistemas familiares de conducta.

No es necesario que toda la familia acuda a las reuniones que ofrece el terapeuta para tratar los temas familiares, es suficiente con asista una persona y a través de ella se puede trabajar todo el sistema familiar.

El procedimiento a seguir es el siguiente:

Se puede trabajar una cuestión familiar o individual.

La persona explica el asunto que le preocupa y el terapeuta le realiza preguntas para clarificar la cuestión planteada Seguidamente se le pide al interesado que seleccione entre los participantes a las personas que representarán a los miembros relevantes en su problemática incluyendo a alguien para sí mismo, y los sitúa en el espacio, unos en unos en relación a los otros, siguiendo su propia intuición. Una vez los representantes han asumido su lugar en el espacio, se les pide que tomen una actitud relajada y en silencio se dejen guiar por su propia intuición. De este modo se obtiene una representación que refleja lo que le está sucediendo a la persona, permitiendo que la imagen interna sea representada en el exterior, posibilitando ver que dinámicas y lealtades familiares ocultas están en juego. Ante esta información el terapeuta interviene y facilita una mejor comprensión de esos vínculos, acompañando a la persona hacia un mejor reconocimiento de su realidad y ayudándole a encontrar la mejor orientación a su situación. Se busca sin forzar una imagen de solución y de fuerza hacia el futuro.

Problemas personales que se pueden resolver con las constelaciones familiares:

· Problemas de pareja (actual, ex-pareja, "nunca encuentro la adecuada",...).

· Problemas y desacuerdos con los hijos.

· Problemas de relación con el sexo opuesto.

· Problemas con los padres o hermanos.

· Dificultades en las relaciones con otras personas.

· Pérdidas y duelos - Superar sucesos trágicos

· Orientación en momentos de cambio.

· Adicciones (drogas, tabaco, alcohol...).

· Enfermedades y otros problemas físicos (cuando la causa es sistémica)

· Destinos difíciles (muertes prematuras, abortos, asesinatos, personas recluidas...)

· Abuso sexual o acoso.

· Auto-boicoteo para no conseguir éxito económico, profesional, o personal.

· Apoyo para la toma de decisiones importantes (cambios de residencia, de profesión, de pareja, etc.…)

· Dificultades personales: Autoconfianza, procesos de adaptación a nuevas situaciones o etapas vitales: jubilación, separaciones y divorcio, desempleo...

· Otros temas (no quedarse embarazada, Adopción, estafas en Herencias, tendencias suicidas, Anorexia, Bulimia, problemas sexuales...)

Esta teoría, como tantas otras tiene sus detractores y opinan que todo esto suena, cuando menos, altamente cuestionable, tratándoles de charlatanes.