Cuando se viaja a un país extranjero, es necesario conocer algunos consejos básicos que nos permitirán tener una estancia más agradable. En el caso de Tailandia, es muy importante estar bien informado antes de llegar al país, ya que se pueden obtener sorpresas desagradables.

¿Cuándo ir a Tailandia?

Como ocurre con la mayor parte de los países del sudeste asiático, que tienen un clima tropical, la mejor época para ir es entre noviembre y febrero. Si no te gusta pasar demasiado calor, intenta evitar viajar desde febrero hasta mayo, ya que las temperaturas suben hasta los 40 grados y el ambiente es muy seco. No obstante, las dos primeras semanas de febrero suelen ser bastante agradables. En caso de venir en diciembre o enero, es recomendable llevar algún pequeño jersey, ya que por las noches suele refrescar.

Durante los meses de mayo a octubre, época del monzón, las lluvias no te impedirán disfrutar del viaje, ya que suele darse una vez al día, generalmente al final de la tarde. Cuando llueva, lo mejor es resguardarse hasta que amaine y el agua acumulada en las calles haya bajado. Probablemente llevará dos o tres horas, así que lo mejor es sentarse en un buen café.

¿Cómo entrar en Tailandia? Visados y moneda

El visado es la principal preocupación cuando se viaja al extranjero. Para aquellos que procedan de un país europeo, es muy probable que no tenga que pagar ningún tipo de visa, siempre y cuando su visita sea de tipo turístico y no se vayan a quedar más de 30 días en el territorio.Simplemente podrán hacer un visado al llegar al aeropuerto. Puedes consultar la lista de países exentos en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores de Tailandia. En caso de tener que obtener un visado para turistas, su precio es de 1.000 bath y es válido durante tres o seis meses.

La moneda utilizada en Thailandia es el bath. Un euro equivale aproximadamente a 44 baths, aunque la tasa de cambio varía constantemente, por lo que es recomendable consultar un conversor.

Hoteles en Tailandia ¿Cómo busco un buen alojamiento?

Los hoteles son en general bastante baratos en Thailandia, si se comparan a los precios europeos o estadounidenses. Una noche en un alojamiento sencillo pero limpio varía entre 200 a 300 baths por noche (5-7 euros) fuera de Bangkok y entre 300 y 600 baths (7-14 euros) dentro de la capital.

Contar con una buena guía, como la de Lonely Planet, facilitará la búsqueda de un hotel.

Posibles peligros en Tailandia.

Debido a la falta de costumbre, los turistas pueden verse expuestos a toda una serie de peligros que requieren tomar ciertas precauciones.

  • Comida. Aunque la comida es deliciosa, también puede ser peligrosa por las posibles intoxicaciones alimentarias. Lávate siempre bien las manos antes de cualquier comida (es recomendable llevar toallitas húmedas), pela todas las frutas y verduras y evita cualquier alimento crudo o poco cocinado (lo que incluye las ensaladas). Y sobre todo, haz lo mismo que hacen ellos y come en sitios donde veas a muchos locales. Si ellos comen ahí es porque no se ponen enfermos.
  • Enfermedades. Hay numerosas enfermedades tropicales en Tailandia que pueden evitarse fácilmente. El primer paso es vacunarse antes del viaje, preferentemente un mes antes de coger el avión. Generalmente, es necesario ponerse al día con las vacunas de la hepatitis A y B y del tifus y, dependiendo de las regiones que se visiten, vacunarse de la encefatitis japonesa. Es importante evitar las picaduras de mosquito, también durante el día ya que esas picaduras son las responsables del dengue y en algunas zonas húmedas se puede contraer la malaria.
  • Animales. Hay que tener cuidado con los animales, incluso los domésticos, ya que muchos no están debidamente cuidados. Si te muerde algún animal, ve directamente al médico. Si es un perro, insiste en que te pongan la vacuna contra la rabia, ya que habrá algunos médicos, especialmente en zonas rurales, que te dirán que no pasa nada. Hay además muchas serpientes.
  • Robos. Como en toda zona turística, los robos pueden ser frecuentes. Además, aunque la mayor parte de la gente suele ser honesta, hay que tener cuidado con los fraudes.

Otros pequeños consejos para viajar a Tailandia

  • Quítate los zapatos antes de entrar en los templos. En las poblaciones rurales, también verás la costumbre de quitarse los zapatos cuando se entra en casa de alguien o incluso en los cafés.
  • Evita cualquier comentario sobre el rey. Es considerado una institución sagrada y hablar mal sobre él te puede acarrear numerosos problemas, incluso judiciales.
  • Es recomendable beber agua embotellada.
  • Haz destreza de tu inglés. Generalmente, sabiendo algo de inglés no tendrás problemas para moverte. Aprender algunas palabras básicas de tailandés también te puede ser de gran ayuda y te granjearás la amistad de los nativos.