En estos días en que el tema del cambio climático es cosa de diario, es importante saber qué se puede hacer para combatirlo y una opción es usar menos petróleo, ya que es una de sus principales causas. En la vida moderna no podemos prescindir de él pero sí disminuir su uso y hay muchas formas de hacerlo.

Greenpeace ofrece algunas sugerencias para usar menos petróleo

Aunque pareciera que solo los gobiernos pueden hacer algo en favor del petróleo, un combustible fósil, no es así pues todas las personas podemos participar en la medida de lo posible.

Si cada uno de nosotros pone algo de su parte para mejorar nuestro medio ambiente, todos podemos llevar una vida más saludable y lograr un desarrollo sustentable, solo que debemos saber qué es lo que podemos hacer y una de tantas acciones es usar menos petróleo, para eso Greenpeace México ha publicado en su página de Facebook algunas sugerencias.

10 consejos simples para usar menos petróleo

Según Greenpeace México, los consejos para usar menos petróleo que se deben seguir, en la medida de lo posible, para ayudar a detener el calentamiento global y sus efectos son:

  1. "Camina, comparte tu auto, usa tu bici o el transporte público para ir al trabajo o la escuela". De esta forma habrá menos automóviles en circulación y por lo tanto menos emisiones de Monóxido de Carbono (CO) al ambiente.
  2. "Elige, cuando sea posible, productos que no estén envueltos en plástico y recicla o reutiliza los empaques". Si es menor la cantidad de plástico que se demanda pronto también será menor la cantidad que se produzca.
  3. "Compra frutas y verduras orgánicas (los fertilizantes y pesticidas están hechos, en su mayoría, a base de petróleo)". En la actualidad son muchos los agricultores que producen frutos orgánicos, ya sea por moda, por competencia o por conciencia y hay varios lugares donde se venden exclusivamente productos orgánicos, así que no es algo imposible, aunque sí más costoso.
  4. "Compra productos de belleza y cuidado personal elaborados a base de ingredientes naturales, no de petróleo". Hay varias marcas que en pro del medio ambiente y de una vida más natural venden estos productos, solo es cuestión de revisar la información del empaque.
  5. "Escoge, en la medida de tus posibilidades, productos locales y de temporada (menos transporte involucrado)". Esta medida, además de ayudar al medio ambiente, ayuda también a la economía pues los productos locales y de temporada son más económicos.
  6. "Compra ropa hecha con algodón orgánico o fibras naturales, no con derivados del petróleo". La industria textil también está trabajando en favor del medio ambiente, aunque eso eleva el precio de sus productos como en muchos otros casos, aun así sería bueno que en el guardarropa la mayoría de las prendas fueran de fibras naturales, además este tipo de telas son más cómodas.
  7. "No uses productos desechables para fiestas, picnics, reuniones, etc.". Utilizar desechables es lo más práctico para dichas ocasiones, pero si en la medida de lo posible se evitara esa práctica también se evitarían muchos problemas ambientales, sobre todo si esas fiestas son de cada fin de semana.
  8. "Evita el agua embotellada". Pues hay que recordar que en menos botellas se usa menos petróleo.
  9. "Vuela menos". Cuando se planea viajar también es necesario hacerlo de la manera más ecológica posible.
  10. "Demanda a tu gobierno que impulse las energías renovables en lugar de invertir en petróleo". Es importante que todos participemos en campañas en pro del medio ambiente, que reportemos cualquier caso que lo ponga en riesgo y busquemos una solución a los problemas que ya existen.
Al leer esta lista, pareciera que quien la escribió sugiere que cambiemos nuestras vidas por completo, pero si analizamos cada punto podemos ver que no son actividades imposibles de realizar y si poco a poco vamos cambiando de hábitos, y de esta manera también quienes están a nuestro alrededor lo hacen, disfrutaremos de un mundo mejor.

Así que ¡a ponerlos en práctica! ya que no se trata de terminar con el uso del petróleo, sino de depender menos de él porque es un recurso no renovable.

CD