Un incendio puede ser producido por varias causas y en la actualidad el 90% de las mismas han sido descuidos de las personas que habitan los hogares o trabajan en oficinas y locales.

Es muy necesario e importante estar prevenido y así disminuir los riesgos de que se produzca un incendio y no lamentar las consecuencias del mismo.

Es cierto que en la actualidad el hecho de que se produzca un incendio puede ser escaso y por causas ajenas, ya que las edificaciones no son tan combustibles y cada día hay mayores y mejores medidas de seguridad para evitar estos siniestros.

Para aquellas personas que poseen seguro, un incendio no podría ser tan grave, por el hecho de que tendrán una parcial recuperación de su patrimonio; pero el mismo puede ir mucho más allá de objetos calcinados, ya que puede cobrar muchas vidas humanas y animales.

Consecuencias de un incendio

Para tomar en serio la importancia de la prevención, a continuación se listan las consecuencias que podría traer un incendio, tanto en el hogar, como en el lugar de trabajo.

  • Pérdida parcial o total del patrimonio
  • Serias quemaduras y lesiones
  • Pérdida de un miembro del cuerpo a causa del fuego
  • Pérdida de vidas humanas y animales por quemaduras o asfixia
  • Peligro de que el incendio se extienda a las demás edificaciones y haya una desgracia mayor
  • Extrema contaminación ambiental por el humo y los escombros
Considerando estas consecuencias que pueden ser graves e incluso mortales, las precauciones deben ser tomadas de forma obligatoria, para preservar la vida, las cosas e incluso el medio ambiente.

Medidas para prevenir incendios

No se necesita costosos equipos de seguridad y guardianía para evitar este siniestro, lo único que se requiere es atención, conciencia y un poco de sentido común.

A continuación se presenta una lista de prácticas que se deben recordar al estar en casa o en la oficina o salir de estos lugares.

  1. Mantener una distancia mínima de un metro entre la estufa y el tanque de gas
  2. No colocar prendas de vestir cerca de la estufa
  3. Evitar colocar la estufa cerca de ventanas con cortinas, muebles o cualquier otra cosa de material combustible
  4. Mantener los aparatos eléctricos lejos de fuentes que produzcan calor
  5. Las instalaciones eléctricas deben ser puestas por un profesional, que haga bien su trabajo. Una mala instalación puede terminar en corto circuito
  6. Desconectar absolutamente todos los aparatos eléctricos antes de salir a la calle y para aquellos que no se puede desconectar como el refrigerador, usar un regulador de energía
  7. Cuando haya cortes de energía, desenchufar todo y esperar diez minutos después de que haya regresado la energía eléctrica para volver a enchufar
  8. Tener siempre un extintor de fuego manual cargado y en un sitio de fácil acceso, como cerca de la entrada
  9. Si se está cocinando y se requiere recibir visitas o contestar el teléfono o celular, apagar la estufa. Podrían existir olvidos y por ende accidentes
  10. El mismo procedimiento se debe hacer cuando se esté planchando y haya que hacer otra cosa
  11. Cocinar siempre con mangas cortas
  12. No dejar fósforos al alcance de los niños y en lo posible evitar que manipulen la estufa
  13. Percatarse de que los fósforos, cigarrillos o cenizas estén completamente apagados para poder botarlos
  14. No fumar en la cama y tener mucha precaución cuando se lo hace sentado en los muebles
  15. Si se percibe fuga de gas no encender la luz, ni cigarrillos, ni encendedores o fósforos. Hay que abrir las ventanas de toda la casa para que salga el gas
  16. Nunca usar agua para apagar fuego producido por electricidad
  17. Nunca dejar solos en casa a los niños y de hacerlo, no hay que encerrarlos con llave y explicarles lo que deben hacer en caso de siniestro
  18. En caso de que algo pequeño se encienda, apagarlo con un trapo grande mojado
Es mejor la prevención, así no solo se evitan desastres, sino que se contribuye con la sociedad y el medio ambiente.