La ropa de cama puede tener un estilo neutro o ser diseñada de acuerdo con la decoración del dormitorio. Tejidos como el calicó, el algodón satinado y el satén son una buena elección para la mayoría de las cubiertas para cama. Las sábanas son otra alternativa práctica ya que el ancho de éstas hace que no sea necesario hacer costuras para la confección de edredones y fundas para éstos.

Las telas de planchado permanente repelentes a la suciedad y a las manchas son recomendables para habitaciones de niños, siempre hay que considerar la frecuencia con que se lavará el cubrecama y seleccionar telas que no se decoloren con el lavado.

Los edredones y sus fundas

Los edredones son una alternativa útil para cubrecamas. Es recomendable hacerlos reversibles para cambiar su apariencia, rellenarlos con fibra sintética tan plana o esponjada como se desee. Si se usa tela para decoración en los edredones, se deben unir las partes al anillo total de la tela en el centro del edredón y en forma parcial al ancho en cada lado.

Las fundas para edredón se conocen también como cubiertas para colchoneta, pueden quitarse para facilitar su cuidado. Sirven para proteger los edredones nuevos, conservar los usados, cambiar rápidamente la apariencia de éstos y eliminar la necesidad de poner una sábana superior sobre la cama.

Fundas para almohadones

Las fundas para almohadón son fundas decorativas que pueden quitarse y por tanto renovarse: se hacen sin adorno, con orilla ancha, con holanes y tira bordada o con ribetes, en telas que combinen o contrasten, como complemento del edredón o el rodapié. Las fundas tradicionales pueden adornarse con holanes y usarse como fundas de almohadón.

Rodapiés para cama

Los rodapiés u holanes para cama se usan como complementos a los edredones. Se pueden hacer con frunces, con pliegues o lisas. Para las camas que no tienen barrotes hay que hacerlos o adquirirlos de una pieza, o con aberturas en las esquinas para las que tienen. Se suele poner un rodapié a una sábana ajustada al box spring o a una cubierta de muselina, dicho rodapié se coloca entre el colchón y el box spring.

La tela para rodapié, aunque no se cambia con frecuencia, se debe escoger considerando su peso y facilidad para plegarse; así como la conveniencia para el estilo de rodapié o de holán para la cama.

Medidas de la cama para el edredón y rodapié

Hay que tomar las medidas exactas, para que los edredones y los rodapiés se ajusten perfectamente a la cama.

  • Los edredones caen de 7,5 a 10 cm abajo de la línea del colchón. Tienen un largo de caída (la distancia entre la orilla superior del colchón y la parte inferior del edredón) de 23 a 30,5 cm dependiendo del alto del colchón. Para determinar el largo de caída, medir desde la parte superior del colchón, hasta la orilla superior del box spring, luego agregarle a esa cifra la medida deseada para el largo. Tener en cuenta el tipo de tela, ya que si es muy tiesa el edredón puede quedar levantado a los lados de la cama.
  • Para determinar el tamaño de acabado del edredón, medir de un lado a otro, transversalmente la parte superior del colchón para el ancho, y desde la cabecera hasta los pies para el largo. Agregar el largo de caída deseado al largo de la cama y dos veces el largo de caída al ancho de la cama para las medidas de acabado.
  • El delcrón (el relleno más común) para los edredones se consigue en anchos específicos para camas de tamaño estándar; elegir el tamaño apropiado para el edredón.
  • Para determinar el largo de acabado del rodapié, medir desde la parte superior del box spring hasta el piso; para la cubierta del box spring medir el ancho y el largo de éste.

Medidas para los almohadones

Las medidas del almohadón estándar son 51 x 66 cm , grande de 51 x 76 cm y extragrande de 51 x 102 cm . Sin embargo, algunos almohadones están más esponjados que otros, de manera que hay que confeccionar sus fundas bien ajustadas midiendo el ancho y el largo con una cinta métrica a través del centro del almohadón. Las fundas con holanes hechas con telas ligeras se colgarán en las orillas si se cortan demasiado grandes.

Se puede decorar el dormitorio con accesorios de moda para la cama hechos a la medida, como edredones, fundas para éstos, fundas para almohadón y rodapié.